Muerto a tiros en Reus
El tramo de acera donde murió el hombre en Reus. ACN

Un hombre, de 43 años y vecino de Reus, ha sido hallado muerto con heridas de bala en esta localidad tarraconense, según han informado este miércoles los Mossos d'Esquadra, que investigan lo ocurrido. Sería el autor de un homicidio ocurrido en una gasolinera de Cambrils en 2008, según ha podido saber el ACN, y los Mossos d'Esquadra investigan las motivaciones del crimen, con la venganza como una de las hipótesis principales.

Alrededor de las 00:45 horas de este miércoles, los Mossos han recibido un aviso que alertaba de que había un hombre tendido en el suelo en una calle de Reus con heridas por arma de fuego.

Cuando los agentes han llegado al lugar de los hechos han constatado que el hombre, de nacionalidad albanesa, presentaba varios disparos por arma de fuego, y el médico del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) ha confirmado su muerte.

Los agentes del área de Investigación Criminal de la Región Policial del Campo de Tarragona se han hecho cargo de la investigación para esclarecer las causas del hecho.

Fuentes cercanas al caso han señalado que el homicidio ha tenido lugar en la calle Josep Maria Prous i Vila, en el límite entre los barrios del Carrilet y de la Pastoreta, y no han podido precisar si los disparos se han efectuado desde un vehículo, que ha huido, o desde varios.

Al lugar han acudido patrullas de Mossos d'Esquadra, de la Guàrdia Urbana de Reus y del SEM, y estas fuentes han indicado que investigan el suceso como un probable ajuste de cuentas.

Junto al lugar donde se ha producido el tiroteo hay un taller de reparaciones abandonado donde viven ocupas. Según ha explicado una de las inquilinas, oyó un total de cuatro disparos y pudo ver como un vehículo huía rápidamente del lugar. La víctima, murió prácticamente en el acto, dado que al menos recibió un disparo en la cabeza, según esta testigo. Otros vecinos han apuntado que oyeron dos tandas de disparos y gritos, y posteriormente las ruedas de un vehículo patinando en el asfalto a toda velocidad.

Un crimen de 2008

El 20 de mayo de 2008, la Guardia Civil detuvo en Tarragona a un hombre albanés de 33 años como presunto autor de la muerte de un hombre ocurrida el 29 de febrero de aquel año en la gasolinera 'Los Conejos' de Cambrils, en el Baix Camp. Este individuo sería la víctima del tiroteo de este miércoles de madrugada en Reus, ocurrido diez años después. Fuentes policiales señalaron entonces que aquellos hechos responderían a una venganza por un impago económico procedente del tráfico de drogas y la prostitución.

Los hechos se produjeron a las cuatro de la tarde del 29 de febrero del 2008, en una gasolinera de Cambrils, donde se produjo un tiroteo entre los ocupantes de dos vehículos. La víctima, un vecino de Vila-seca de 26 años y nacionalidad albanesa, presentaba dos heridas por impacto de bala. Él también llevaba una pistola semiautomática que habría disparado primero, según las investigaciones.

El caso llegó a juicio en 2011 en la Audiencia de Tarragona. Un acuerdo entre la defensa y la acusación evitó la vista con jurado popular y se resolvió con una condena de seis años de prisión por los delitos de homicidio y tenencia ilícita de armas, con el atenuante de legítima defensa.

Según se consideró probado, el día de los hechos, el autor del crimen y la víctima habían discutido cerca del mercado de Bonavista y, después, el principal sospechoso se dirigió en coche hasta una benzinera de la N-340, en Cambrils. Allá se encontró otra vez con el compatriota con quien se había enfrentado.

Entonces, mientras cada cual se encontraba en el interior de su coche, uno de ellos disparó un disparo contra el otro, pero rebotó contra la puerta del turismo. Después, el segundo individuo disparó dos disparos contra el primero y le ocasionó la muerte.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.