Donald Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, en un acto de campaña en Virginia. EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ironizado este miércoles sobre su exabogado Michael Cohen, quien se declaró este martes culpable de haber violado normas sobre financiación de campañas electorales, al asegurar que no recomendaría sus servicios.

A través de su cuenta de Twitter Trump aseguró que "si alguien está buscando a buen abogado, sugeriría con contundencia que no contratase los servicios de Michael Cohen".

Es la primera reacción de Trump después de que Cohen le vinculase directamente con pagos para comprar el silencio de dos mujeres que podían haberle perjudicado de cara a las elecciones de noviembre de 2016.

Cohen se entregó este martes al FBI y compareció poco después en Nueva York ante un juez federal para declararse culpable. Reconoció haber gestionado antes de las elecciones de 2016 dos pagos, de 150.000 y 130.000 dólares, a mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con Trump, que entonces era candidato republicano a la Presidencia.

El letrado se defendió asegurando que actuó "bajo dirección del candidato" y "con el objetivo principal de influir en las elecciones", implicando explícitamente a Trump en esos dos posibles delitos.

Los pagos que se realizaron podrían violar las leyes estadounidenses sobre financiación electoral porque se considerarían una aportación ilegal a la campaña de Trump.

Además de los pagos, Cohen se declaró culpable de ocho cargos, entre ellos evasión fiscal y fraude bancario, lo que podría suponer varios años de cárcel.

Defensa a su exjefe de campaña

Trump ha acusado a Cohen de "inventarse historias" para lograr rebajar su condena y ha comparado su caso con el de su exjefe de campaña, Paul Manafort, declarado culpable también este martes por evasión fiscal y fraude bancario y a quien ha defendido. La justicia "aplicó una tremenda presión sobre Manafort y, al revés que Michael Cohen, rehusó derrumbarse", ha asegurado.

El presidente estadounidense ha comparado los dos casos de Cohen, quien admitió su culpabilidad, y Manafort, fue declarado culpable, para ensalzar a su exjefe de campaña, "¡gran respeto por un gran hombre", ha dicho.

A pesar de la acusacion de Trump sobre su exabogado, el presidente estadounidense ha restado importancia a los delitos de Cohen asegurando que no se trata de "un delito" y ha cargado contra Obama. "¡El presidente (Barack) Obama tuvo una gran violación de las finanzas de campaña y se resolvió fácilmente!", agregó.