Yacimiento en Can Gaià
Yacimiento en Can Gaià CONSELL DE MALLORCA

Así lo ha anunciado la institución insular en un comunicado, en el que el Ayuntamiento de Felanitx es uno de los cuatro consistorios que se beneficiarán de la nueva convocatoria de ayudas. Asimismo, se han unido a esta convocatoria los ayuntamientos de Llubí, Manacor, y Ses Salines.

El objetivo es facilitar la adquisición pública de terrenos donde se localicen yacimientos arqueológicos a Mallorca y fomentar, así, su puesta en valor dirigida a la conservación, restauración, investigación y difusión.

El vicepresidente primero y conseller de Cultura, Patrimonio y Deportes del Consell de Mallorca, Francesc Miralles, ha señalado que "estos cuatro proyectos pondrán al alcance de la ciudadanía estos yacimientos para así llevar a cabo proyectos de investigación y divulgación".

La adquisición de las nuevas parcelas del poblado prehistórico de los Closos de Can Gaià tendrán un importe total, por parte de la institución insular, de 20.442 euros, que representa el 70 por ciento de los presupuestos presentado por el Ayuntamiento de Felanitx.

En total, los diferentes proyectos de compra de terrenos con yacimientos suman una aportación económica de 216.619 euros por parte del Consell de Mallorca.

Asimismo, el 1,5 por ciento de este importe va a cargo de las administraciones públicas.

LOS CLOSOS DE CAN GAIÀ

Los Closos de Can Gaià están declarados Bienes de Interés Cultural por la institución insular desde el año 2000. Esta declaración BIC afecta a un total de 12 parcelas, de las cuales tres poseen una titularidad municipal.

"Se continuará con el trabajo para adquirir más terrenos", ha explicado el regidor de Cultura y Patrimonio de Felanitx, Xisco Duarte. A su vez, ha añadido que "las tres que son públicas hoy en día son las más grandes y las que acogen los principales restos arqueológicos".

Los estudios de este terreno de Can Gaià se iniciaron en el año 1996 por un equipo de investigación de la UIB, en la que llevan 23 campañas cerradas de excavaciones en total.

En este sentido, estas investigaciones han permitido avanzar en el conocimiento de las comunidades de la Edad del Bronce a Mallorca, así como la introducción de una serie de nuevas técnicas arqueológicas innovadoras.