El embalse del Jarrama, en la provincia de Huelva
El embalse del Jarrama, en la provincia de Huelva Junta de Andalucía/Archivo

Estos embalses, gestionadas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, tienen una capacidad de 1.138,92 hectómetros cúbicos y la lluvia acumulada desde octubre de 2017 asciende a 867,63 hectómetros en el total de la cuenca.

Según los datos consultados por Europa Press y facilitados por la Delegación de Medio Ambiente en Huelva, el volumen actual es inferior a las cifras que se manejaban hace un año en estas mismas fechas, cuando se alcanzaron los 840,03 hectómetros.

Normalmente, a lo largo del año, durante el invierno y en varias ocasiones, tras días de fuertes lluvias, seis de estos ocho embalses -menos el del Andévalo y Chanza, que son los más grandes- suelen aliviar agua porque han llegado al cien por cien de su capacidad.

En la actualidad los que están más llenos son el embalse del Andévalo, Piedras, Jarrama y Sotiel Vargas, mientras que el Chanza, el segundo más grande, se encuentran a la mitad.

En la última semana, los hectómetros cúbicos en estos embalses han descendido, pasando de 840,03 a 830,04, no obstante respecto al pasado año en estas mismas fechas, los embalses acumulaban hasta 853 hectómetros cúbicos.

La pasada primavera, tras las frecuentes lluvias en la provincia, se decretó que el agua para el consumo y para el riego estaba garantizado para los próximos cuatro años, al llover en unos 20 días la cantidad que normalmente cae en meses.

Consulta aquí más noticias de Huelva.