Este fue uno de los datos analizados en el Consejo de Administración del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), presidido recientemente por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, en donde la responsable autonómica señaló que más de 16.000 personas se beneficiarán este año de estas ayudas destinadas a cubrir las necesidades básicas de aquellas familias que carecen de recursos económicos mínimos.

Durante el encuentro se abordó asimismo la ejecución de los presupuestos asignados a atención social durante el primer semestre. La partida anual para el IMAS supera los 278 millones de euros, lo que supone un aumento de 15 millones de euros, un 5,6 por ciento en términos porcentuales, respecto a la del año anterior.

Esta inyección presupuestaria incluye un incremento de 3 millones en la Renta Básica de Inserción, que en 2018 alcanza los 18,5 millones (un 19 por ciento más que en 2017).

El importe de la nómina de la Renta Básica de Inserción ascendió a un gasto comprometido a junio de este año de más de 8 millones de euros. Este año el presupuesto para la Renta Básica se ha incrementado. No obstante, se trata de una partida ampliable que puede variar para poder de atender todas las peticiones que se reciban y que cumplan con los requisitos de concesión.

La cuantía mínima de la ayuda que reciben las personas con menos ingresos subió de 300 euros al mes a 430,27 euros. El máximo a percibir por familia se sitúa en 809 euros mensuales y el periodo de cobertura se ha ampliado hasta los 24 meses.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades también financia con más de 500.000 euros la contratación de nuevos trabajadores sociales para que colaboren en la puesta en marcha de los itinerarios laborales.

"Este programa es para que todos aquellos perceptores de la Renta Básica que puedan incorporarse al mundo laboral tengan su acompañamiento. Además, se permite el mantenimiento íntegro de la ayuda con empleos esporádicos, cuando dicha actividad laboral sea igual o inferior a 31 días por semestre", explicó la consejera.

Otra de las ayudas que otorga el Instituto Murciano de Acción Social es la que se refiere a percepciones para las personas dependientes. El IMAS destinará este año a financiar plazas y servicios para personas con discapacidad un total de 89,8 millones, 6,8 millones más que en el ejercicio actual, lo que supone un incremento del 8,1 por ciento. Para atender a las personas mayores se dedicarán 89,5 millones de euros (lo que representa un aumento de cerca de 6,7 millones).

Consulta aquí más noticias de Murcia.