Uno de los artificieros, en el lugar del hallazgo.
Uno de los artificieros, en el lugar del hallazgo. GUARDIA CIVIL BURGOS.

El artefacto, un proyectil para cañón de acompañamiento de infantería italiano de 65/17, modelo 1913, fue hallado casualmente este jueves por un ciudadano en un paraje boscoso de esta comarca de Las Merindades.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana se desplazó al lugar, comprobó la veracidad de los hechos y acordonó la zona, dada la peligrosidad del material encontrado.

RIESGO DE INCENDIO

Debido a que el proyectil se encontraba en una zona con gran riesgo de incendio, los efectivos del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX) trasladaron el explosivo a una cantera próxima, donde llevaron a cabo una destrucción controlada del mismo.

No es la primera vez que aparecen municiones de artillería, infantería y aviación de ambos contingentes esta comarca burgalesa.El pasado mes de abril un proyectil similar tuvo que ser destruido por los desactivadores de explosivos de la Guardia Civil en la misma zona.

El origen y procedencia de esta munición se sitúa en la Guerra Civil española ya que el paraje donde fue encontrada constituyó un importante escenario bélico durante esta contienda. Construido en el Arsenal de Turín, en Italia, fue parte del material de la ayuda italiana al Gobierno de Burgos.

Durante la Campaña de Santander (agosto de 1937) todas las Brigadas Nacionales poseían estas bocas de fuego. Estas piezas eran conocidas popularmente como 'Chocolateras' o 'Braulias'.

Tanto este como otros tipos de munición y/o artefactos o material explosivo no son objetos de colección; su comercio y/o tenencia queda terminantemente prohibida.

Consulta aquí más noticias de Burgos.