En nota de prensa, la entidad ha hecho hincapié en que esta última tormenta "de gran intensidad" ha provocado "importantes daños" debidos en su mayoría al pedrisco, aunque también por viento, lluvia e inundación, y con efectos repartidos entre las dos provincias.

Los términos municipales con mayor incidencia han sido Acedera y Don Benito, en Badajoz, y Madrigalejo, en Cáceres, y los cultivos más afectados han sido los herbáceos (sobre todo arroz,aunque también maíz), el tomate y la fruta.

Actualmente ya hay 10 peritos realizando las labores de tasación, aunque es "importante" que los afectados que aún no hayan enviado declaración de siniestro lo hagan cuanto antes para agilizar la planificación de los trabajos y el posterior abono de las

indemnizaciones.

Se da la circunstancia de que la misma zona ya se había visto afectada por tormentas de pedrisco, sobre todo por las ocurridas durante el mes de mayo.

En conjunto, el ejercicio está siendo, como ha apuntado Agroseguro, de "muy alta siniestralidad" para Extremadura, con una estimación que supera los 65 millones de euros y destacando los daños en fruta por pedrisco y falta de cuajado y en tomate por lluvia y pedrisco.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.