Así lo ha explicado este miércoles la concejala de Tradicions, Cultura i Foc, Paqui Periche, que ha dado a conocer algunas de las novedades de la Cordà de este año, ha indicado el consistorio en un comunicado.

Periche ha explicado que, tradicionalmente, la calle Mayor "permanece totalmente a oscuras". Para señalizar las casas, se dibujará con pintura reflectante el número de la vivienda en las planchas de madera que se colocan en los portales para evitar daños, con lo que se reconocerá "fácilmente" las direcciones.

Esta iniciativa se suma a la "innovación" en el brazalete de los tiradores adoptada por el Ayuntamiento en 2016 para reforzar la seguridad de los participantes en la 'Cordà', que sustituyó los identificadores tradicionales por unos luminosos con chip incorporado.

Estos dispositivos permiten ubicar a los tiradores durante la fiesta y cambian su color cuando alguno de los participantes sufre algún accidente o quiere salir del recinto. Además, permiten distinguir a los diferentes grupos de participantes gracias a tres colores identificativos: rojo, para los participantes; verde, para ayudantes de carassetes y azul para el personal de seguridad de la 'Cordà' y Policía.

Por último, durante la mañana de este miércoles han empezado a llegar los cajones que se emplearán en la 'Cordà' para guardar los cohetes. La concejala Periche, junto con los miembros del Consejo Sectorial de la Cordà, ha comprobado el estado y funcionamiento del cierre de los cajones que estarán custodiados hasta la misma noche de la fiesta.

Consulta aquí más noticias de Valencia.