Según informa la Policía Nacional en un comunicado, la investigación se inició tras la comisión, el pasado 26 de julio, de un robo con intimidación en un supermercado de Sevilla. En este robo, el atracador accedió al local vestido completamente de negro y con capucha y, tras dirigirse directamente a la línea de caja, amenazó al empleado con un cuchillo de grandes dimensiones y le obligó a darle todo el dinero, huyendo a pié tras obtener su botín.

Al día siguiente, y con la misma forma de actuar, volvió a atracar el mismo supermercado, logrando nuevamente sustraer el efectivo de la caja, lo que repetiría días más tarde en dos establecimientos distintos y cercanos éste.

El presunto autor, un hombre alto, siempre utilizaba el mismo procedimiento en todos los atracos que perpetraba, vistiendo con la apariencia de un ninja y empleando un cuchillo de grandes dimensiones.

CONOCIDO DE LOS INVESTIGADORES

Los agentes, tras estudiar distintas vías de investigación y tras el visionado de las grabaciones de seguridad y testimonios de los empleados, pudieron identificar al presunto autor, ya que el mismo era conocido de los investigadores por emplear la misma forma de actuar en un atraco en la primavera del presente año, hecho por el que ya fue detenido y condenado.

La detención se produjo el día 3 de agosto, cuando el autor de los hechos fue localizado en las inmediaciones de su domicilio, situado en el mismo barrio donde cometió los robos.

El arrestado, que contaba con antecedentes policiales previos por delitos de la misma índole, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial, que decretó su inmediato ingreso en prisión. Asimismo, la investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Investigación de la Comisaría de Macarena de Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.