Así lo ha indicado en una nota la alcaldesa en funciones y concejal de Servicios Técnicos Municipales, Rosa Cárdenas (PP), después de que el PSOE haya criticado la "paralización" de esta intervención tanto en la plaza como en la aledaña calle Cronista Cazabán y haya pedido que se "deshaga el entuerto".

Cárdenas, sin embargo, ha hablado de "la buena marcha de las obras" y ha asegurado que "siguen con los plazos de ejecución previstos y en cuestión de tres meses estarán finalizados, dándole al centro un aspecto nuevo".

Ha recordado que esta actuación incluye la sustitución de los saneamientos de la calle Cronista Alfredo Cazabán, una labor en la que trabaja la empresa Aqualia, desde la que se ha trasladado al Consistorio "que no ha surgido ningún previsto que vaya a provocar retrasos".

La responsable de Servicios Técnicos Municipales ha hecho hincapié en que la renovación de la red de saneamiento en este punto era una obra urgente "porque estaba provocando filtraciones en los edificios colindantes".

Junto a ello, ha explicado que en esta semana las tareas se han centrado en los parterres. Según ha añadido, los técnicos han comprobado que la tierra existente no era de la calidad suficiente por lo que han tenido que echar más zahorra y compactar bien el terreno.

"Una vez que se concluya esta fase, el siguiente paso es asolar para que lo antes posible se pueda disfrutar de la plaza Deán Mazas", ha manifestado la concejala.

La remodelación de este céntrico enclave de la capital empezó el pasado 9 de julio, con una semana de retraso según el plazo anunciado desde el Ayuntamiento y entre protestas. Se trata de una intervención cuestionada por algunos hosteleros y vecinos, además de los grupos políticos de la oposición en el Consistorio por considerar que no se ha hecho de una manera consensuada.

La empresa Peninsular de Contratas es la encargada de llevar a cabo los trabajos por un importe de 163.000 euros más IVA, que serán financiados en un 71 por ciento por la Diputación y el 29 por ciento restante por el Ayuntamiento, que incluyó esta intervención en el Plan Provincial de Cooperación a obras y servicios de competencia municipal. La duración de las obras se ha estimado en unos tres meses.

El granito negro elegido para el suelo así como la desaparición de los cuatro parterres con vegetación que hay en la plaza son dos de los motivos más criticados en este proyecto que defiende el actual gobierno local (PP) y cuya paralización pidieron grupos de la oposición como Jaén en Común y PSOE hasta que estuviera consensuado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.