Según informa el Ayuntamiento de Sevilla en un comunicado, los hechos se produjeron en la madrugada de este pasado domingo, cuando dos patrullas se dirigieron a la calle Marqués de Pickman, donde supuestamente se había producido un accidente y donde uno de los conductores se mostraba "muy violento y alterado".

A su llegada, los agentes comprobaron que había dos turismos implicados y que la conductora de uno de ellos, acompañada por otros dos jóvenes, explicaba que el accidente se produjo cuando ambos vehículos circulaban en paralelo y el coche contrario al que conducía esta mujer cambió "repentinamente" de carril. Tras el accidente, según la versión de esta mujer, solicitó al otro conductor la documentación para el parte amistoso, pero éste "llegó a abalanzarse" sobre uno de los acompañantes de la conductora, aunque no consiguió agredirle.

Así las cosas, los agentes se dirigieron al conductor del otro turismo implicado, que mostró "una agresividad desproporcionada" también con ellos, comprobando los mismos que el presunto acusado presentaba síntomas evidentes de embriaguez.

Los agentes informaron a este individuo, que estaba acompañado en el momento del accidente por el propietario del vehículo, de la obligación de someterse a la prueba de alcoholemia, a lo cual "se negó en rotundo" al tiempo que profirió amenazas contra ellos. Uno de los agentes intentó convencerle para que se calmara, pero el individuo reaccionó agrediéndole, según la Policía, por lo que los funcionarios procedieron a su detención mientras trataba de resistirse lanzando "patadas y puñetazos".

El agente agredido no necesitó asistencia médica, mientras que el detenido fue trasladado hasta un centro hospitalario, donde recibió asistencia y posteriormente quedó a disposición judicial en dependencias policiales. Asimismo, los agentes comprobaron que este individuo contaba ya con otras tres detenciones anteriores, la última por quebrantamiento de condena.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.