De este "presunto fraude", según ha señalado el sindicato en un comunicado, "se podrían derivar responsabilidades administrativas y penales", pues, aunque USO afirma haber ganado "las elecciones en la Junta de Personal, duplicando" sus resultados electorales con respecto a las anteriores elecciones, resulta que "en la única mesa" donde no presentó candidatura, la de "especialistas y no cualificados (laborales)", es donde se produjo el supuesto fraude electoral.

En concreto, según ha informado USO, "a fin de amortiguar el previsible batacazo, que se confirmó a la postre en las elecciones a la Junta de Personal, en las que la UGT obtuvo menos votos que candidatos(12 votos con 21 candidatos), y CCOO estuvo al filo de conseguirlo (19 votos con 15 candidatos); en la única mesa en la que USO no se presentaba y, por tanto, no designó interventor, se consumó el fraude, inflándose el número de representantes a elegir, que once, en lugar de los siete que, conforme al número de trabajadores y al cómputo legalmente establecido, le hubiese correspondido".

Ello ha supuesto, según USO, "la designación de cuatro delegados fraudulentos", con "el perjuicio que ello ocasiona al Ayuntamiento y la distorsión que supone para la composición de la Mesa General de Negociación, con una representación no obtenida por el voto, sino fruto del fraude, y un Comité de Empresa cuyo censo real, siendo sin lugar a dudas muy inferior al de funcionarios, se ve ilegalmente sobredimensionado con 13 representantes, frente a los nueve de la Junta de Personal".

Por este motivo, además de presentar la citada denuncia, he dirigido un escrito al alcalde lucentino, Juan Pérez, "a fin de que, previa verificación de los extremos apuntados, se ejerzan por el Ayuntamiento las actuaciones oportunas a fin de restituir esta situación a la legalidad vigente".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.