Albert se ha pronunciado en estos términos después de que este

miércoles el consistorio anunciase que repintará el muro sobre el que el artista Elías Taño realizó un mural el que critica la sentencia de Alsasua, ya que la obra ha quedado deteriorada por las pintadas que se han hecho sobre ella.

La dirigente de izquierdas ha lamentado que se "haya pasado de considerar este mural como una muestra de la libertad de expresión a borrarlo en apenas 24 horas". "Se está permitiendo la impunidad de quienes han perpetrado los actos vandálicos", ha indicado en un comunicado.

Para Albert, "debería ser el propio Ayuntamiento quien abriera expediente de reclamación e hiciera pagar el coste de reparación a los autores de los actos vandálicos", ha manifestado.

La coordinadora de EUPV ha incidido en que fue el propio gobierno municipal el que ofreció el espacio a Elías Taño para la realización de este mural, "que el propio alcalde, Joan Ribó, calificó como 'una manifestación de arte que hay respetar ateniéndonos a la libertad de expresión'".

"LA SOLUCIÓN ES RECUPERARLO"

Desde la formación, han manifestado "no entender" la decisión de Ribó. "Es evidente que está dañado por actos vandálicos, pero la solución no es borrarlo, es recuperarlo", ha reivindicado Rosa Albert.

La dirigente de izquierdas ha reiterado que para su formación la libertad de expresión es "irrenunciable" y que, "en estos últimos tiempos, se está restringiendo este derecho reconocido por la Constitución".

"Uno de los pilares de la democracia se basa en la libertad de expresión. Si hay algún mensaje que alguien considera que sea atentatorio a la dignidad de las personas o fomente el odio o la violencia, que se actúe con un mandamiento judicial, lo otro es censura sin más", ha incidido.

Por otro lado, Albert ha pedido "celeridad" al Ayuntamiento para actuar contra las "pintadas que han aparecido en el entorno del Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MUVIM) con mensajes que fomentan el odio y la intolerancia".

"Este entorno emblemático en el que en el pasado se ubicó la enfermería del Hospital es símbolo de una Valencia acogedora y tolerante, y ni en este ni en ningún otro lugar de la ciudad el gobierno municipal puede consentir que se toleren este tipo de manifestaciones fascistas que atentan a las libertades fundamentales", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.