La Conselleria de Salud de la Generalitat recomienda evitar la ubicación de máquinas expendedoras en zonas accesibles a niños y jóvenes de menos de 16 años y modificar la publicidad de éstas para promover una alimentación saludable, según ha explicado la titular del departamento, Marina Geli.

Geli presentó este documento pionero en España y recordó que no se trata de "una reglamentación, una prohibición o sanción, sino un pacto" con el sector.

Uno de cada cuatro niños catalanes sufre obesidad
Las recomendaciones pretenden que tanto en las escuelas e institutos como en los
espacios de ocio que cuentan con presencia de menores de 16 años se dé la posibilidad de que el niño pueda comprar alimentación sana.

Un tercio de los niños catalanes sufre sobrepeso

El director de Salud Pública, Antoni Plasència, aseguró que Catalunya presenta una tendencia al sobrepeso en los niños similar al resto de países industrializados --uno de cada tres tiene sobrepeso, y uno de cada cuatro, obesidad--, producto del cambio de hábitos alimentarios y la disminución de la actividad física.

La Generalitat recomienda que las máquinas prioricen el agua, la leche, los yogurts líquidos, los zumos naturales y las bebidas refrescantes sin azúcar, entre las bebidas, y los sandwich, los bastoncillos de pan, los cereales, las galletas, las barras de cereales y la fruta fresca, entre las comidas.