Valladolid.- Furgoneta accidentada
Valladolid.- Furgoneta accidentada POLICÍA LOCAL

Según ha informado el cuerpo a través de un comunicado remitido a Europa Press, durante esa semana se controlarán aspectos tales como la velocidad a la que circulan, el exceso de peso, los defectos técnicos, la seguridad de la carga transportada, la documentación de vehículo y conductor, el uso del cinturón de seguridad, la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas o la utilización del teléfono móvil, entre otros aspectos.

La Policía Municipal recuerda que conducir una furgoneta "no es lo mismo que conducir un turismo" y sus características dinámicas y de utilización hacen que tanto su conducción como su accidentalidad "sea diferente".

"El estilo de conducción de algunos de estos vehículos se aproxima más al de un turismo que al de un vehículo pesado de transporte de mercancías y la normativa aplicable a los vehículos pesados de transporte de mercancías no lo es a los vehículos ligeros como son las furgonetas", señala.

Asimismo, el peso total de estos vehículos es dos o tres veces más elevado que el de un turismo, hecho que afecta a la conducción y que "no siempre se tiene en cuenta". Además del peso, la correcta sujeción de la carga "es vital en caso de accidente", tanto para la persona que ocasiona el accidente como para los ocupantes de los otros vehículos implicados.

Pese a que el 68 por ciento del parque de vehículos en España son turismos, el transporte de mercancías (camiones y furgonetas) tiene un peso importante en lo que a seguridad vial se refiere, ya que representa el segundo tipo de vehículos más numeroso que circula por las carreteras (15 por ciento del total del parque) y están implicados en el 15 por ciento de los accidentes con víctimas ocurridos en el año 2016.

INCREMENTO DE ACCIDENTES

En los últimos 5 años, se ha registrado un incremento de siniestros de furgonetas de un 41 por ciento, con casi 1.000 muertos, lo cual puede deberse, según las mismas fuentes, al elevado número de autónomos, el desarrollo del comercio electrónico y el aumento de automovilistas que alquilan una furgoneta sin tener preparación.

Por otro lado, desde 2011, los lesionados en ciudad se han incrementado un 94 por ciento y el riesgo de sufrir un accidente mortal en ciudad es un 35 por ciento mayor que el de los automovilistas.

Con la participación en esta campaña, en las mismas fechas y con los mismos objetivos de vigilancia que la Dirección General de Tráfico, la Policía Municipal de Valladolid pretende contribuir a la disminución de accidentes de este tipo de vehículos y ayudar a reducir el número de heridos y fallecidos en accidentes de circulación en la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.