La convocatoria de ayudas, que se efectuarán en régimen de concurrencia competitiva, cuenta con un presupuesto de 150.000 euros para este ejercicio 2018. Los ayuntamientos interesados tienen de plazo hasta el próximo 14 de septiembre para presentar su solicitud, cuyo modelo está disponible en la página web del Gobierno de La Rioja www.larioja.org

El importe máximo subvencionable por beneficiario será de 12.000 euros por punto de recarga semirrápida tipo pilona con doble toma; 10.000 euros por punto de recarga semirrápida tipo pilona con única toma, y 4.000 euros por punto de recarga semirrápida de pared.

El plan regional de desarrollo de los puntos de carga dará prioridad a las cabeceras de comarca, a municipios de interés turístico o que posean un bien declarado de interés cultural en un núcleo urbano, así como municipios con una población estimada entre los 3.000 y 20.000 habitantes. La orden establece que podrán ubicarse en suelo urbano, en un lugar con acceso abierto al público y donde la instalación sea viable (cercano a una toma de corriente eléctrica, y acceso a internet o red 3G).

Las bases de la Orden recogen que solo se podrá solicitar ayuda para un punto de carga por municipio, y será necesario presentar una memoria valorada o proyecto de obra, así como la justificación de la elección de la localización de los puntos de recarga, o

las coordenadas geográficas de la actuación.

La administración medioambiental riojana estima que podrían instalarse hasta 60 puntos en los lugares prioritarios públicos en los próximos cuatro años. Esta medida supondría una inversión de 656.000 euros, de los cuales un 90% serían subvencionados por el Gobierno de La Rioja a través de la orden de ayudas.

Esta iniciativa se enmarca en la estrategia de la Unión Europea sobre movilidad limpia, competitiva y conectada a todos.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.