El exceso de los 60 días "tendrá que ser abonado por los enfermos, a un precio todavía por determinar", aseguran desde Marea Blanca.

Paralelamente, pretende convertir las residencias para personas mayores en clínicas de convalecencia, "lo que supone un claro descenso en la calidad asistencial".

Con estas propuestas, la Consejería "refuerza sus políticas de privatización y, en vez de retirar el pago a empresas sanitarias privadas por cama no ocupada, obliga a los enfermos a pagar sus estancias en clínicas como Valvanera en Logroño, El Carmen en Calahorra o Los Jazmines en Haro".

Marea Blanca Rioja exige "con todo rigor" la retirada de esta propuesta de decreto y emplaza a la consejera de Salud "a negociar en el Parlamento de La Rioja sus iniciativas. El PP sigue sin asumir que es un Gobierno en minoría y que está obligado a la negociación".

En caso contrario, finalizan, "es la propia consejera la que abre la puerta una posible reprobación política, por su incompetencia e imposición de sus criterios ante los grupos parlamentarios y la ciudadanía".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.