Valladolid. Comparecencia de Angel Hernández
Valladolid. Comparecencia de Angel Hernández EUROPA PRESS

El exsecretario general de CCOO en Castilla y León Ángel Hernández ha considerado que el "gran inmovilismo" que se vivió en el seno de las entidades de ahorro y las actuaciones en "clave pueblerina" a través de "provincialismos" de sus órganos de dirección fueron las cuestiones que frustraron la creación del "músculo financiero" en la Comunidad para lograr la fusión de todas las entidades para lograr una gran caja.

Hernández ha comparecido este martes en las Comisión de Investigación sobre las entidades de ahorro que se celebra en las Cortes y allí ha asegurado en febrero de 2009, cuando se rubricó el acuerdo entre PP, PSOE, CCOO y Cecale para avanzar en la puesta en marcha de un "músculo financiero" en la Comunidad existía en los órganos de dirección de las entidades un "gran inmovilismo a que nuevos planteamientos se pudieran llevar a cabo".

Así, ha recordado que "nadie" quería la fusión salvo las personas que estaban en la mesa en la que se acordó trabajar para avanzar en este sentido, por lo que ha reseñado que existió una falta de convencimiento de la necesidad de avanzar en un proyecto de Comunidad, ya que los "provincialismos" pilotaban, a su juicio, el proceso.

"Todo el mundo miraba a otros sitios en vez de al proyecto de Comunidad, se actuó en clave pueblerina, despreciaron el proyecto autonómico y se rebelaron contra los acuerdos de sus organizaciones autonómicas", ha zanjado el exsecretario regional de sindicato.

En su intervención ha insistido en que en el proceso lo que faltó fue "política", aunque sí hubo políticos que estuvieron "a la altura" entre los que ha citado al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, o al exsecretario regional del PSOE Óscar López, así como al ex consejero de Economía Tomás Villanueva y el ex secretario de Organización del PSOE Pedro José Muñoz.

"Donde fallaron los políticos fueron en las provincias", ha aseverado Hernández, quien ante los miembros de la Comisión habló de "lobbies provinciales". "Ojalá la política hubiera funcionado, no hubo política sino más intereses de lobby, política son grandes acuerdos y capacidad de sacarlos adelante y eso no ocurrió", ha señalado, tras lo que se ha recordado que ahora los ahorros de Caja de Burgos están en Valencia, mientras que "los que se querían ir con Extremadura están en Málaga" y "los que tenían pequeñas cajas, que ellos solitos podían -Caja Ávila y Caja Segovia- están en Madrid -Bankia-".

"Esos fueron los que hicieron fracasar el proyecto", ha aseverado, tras lo que ha dejado claro que las Comisiones de Control de las entidades "no valieron para nada" y ha señalado que al ver fracasar el proyecto de gran caja la Junta se centró en evitar el mayor daño posible y dedicó "bastante tiempo" a cerrar la fusión de Caja España con Caja Duero que, "cómo estaban fabulosas", ha ironizado, tuvieron que fusionarse con Unicaja de la mano de Banco de España.

Sobre los provincialismos Hernández ha insistido que en aquellas provincias donde había sede de cajas "había lío". "Se hicieron demasiados juegos rocambolescos para intentar engañar a la gente en beneficio de unos pocos, había gente que era presidente de las cajas y otros siete cargos más", ha señalado.

En este sentido el exsecretario regional del sindicato ha recordado que en su día CCOO adoptó la decisión de no apoyar a determinadas personas para las direcciones de Caja España y Caja de Burgos -en referencia a Santos Llamas y José María Arribas- porque consideró que empresarios en activo no debían estar al frente de las entidades de ahorro.

Tras estas explicaciones, Ángel Hernández ha asegurado que el fracaso del proyecto de las caja ha sido su "peor experiencia sindical" y ha señalado que lo vivió como "el gran fracaso" de CCOO por su presencia para intentar sacar adelante un objetivo de Comunidad. "El proceso demostró el fracaso de conciencia autonómica de quienes dicen que son castellanoleoneses", ha zanjado.

Así, ha reseñado que el sindicato vivió el proceso en dos tiempos, el primero con "ilusión" y de forma activa para intentar avanzar en el proceso de fusión y el segundo, al ver que era un proyecto "frustrado" CCOO "abandonó el barco" para centrarse en trabajar por los protocolos laborales.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.