Guardia Civil
Guardia Civil GUARDIA CIVIL/ARCHIVO

En diciembre de 2016 se presentó en el establecimiento del detenido un cliente con la intención de adquirir un vehículo y llegaron al acuerdo de compra de un turismo de importación por el que se confeccionó un contrato de compraventa y el cliente ingresó al vendedor mediante transferencia bancaria 10.500 euros.

En abril de 2017, otra persona compró en circunstancias similares otro vehículo al detenido, realizándole un pago en este caso de 9.000 euros mediante transferencia. Pero transcurrido un tiempo el vendedor no les entrega a sus clientes los vehículos, dándoles distintas excusas y negándose también a devolverles el dinero, lo que al final fue denunciado por las víctimas.

El vendedor reconoció los hechos ante los agentes, pero alegó que la entrega se había dilatado a consecuencia de la homologación e importación de los vehículos.

OTRA ESTAFA

Por otra parte, la Guardia Civil de Pinos Puente ha investigado a un hombre 43 años, vecino de Granada y con antecedentes policiales, como supuesto autor de un delito de estafa en el alquiler de una vivienda en Málaga.

La víctima denunció que había contactado con una persona con la que había llegado al acuerdo de alquiler la vivienda, formalizándose el correspondiente contrato de compraventa y abonando 500 euros de reserva entre alquiler y comunidad.

A partir de ese día, había intentado sin éxito ponerse en contacto con el arrendador para hacerse cargo de la vivienda, por lo que empezó a suponer que ha sido víctima de una estafa.

Presentada la denuncia, la Guardia Civil localizó y arrestó al presunto estafador, que reconoció no ser el propietario de la vivienda alquilada y que desconocía incluso si existe.

Consulta aquí más noticias de Granada.