La apuesta del Gobierno regional por la libertad de enseñanza se transforma en que los padres "pueden elegir libremente a qué colegios llevar a sus hijos".

Y es que, recuerda, la Constitución "establece el derecho de todos los españoles a la libertad de enseñanza y para poder ejercer ese derecho es importante que existan distintas opciones para que los padres puedan elegir".

Por ello, Martínez-Cachá solicita "consenso y diálogo, siempre apostando por un pacto nacional educativo que establezca unos parámetros de excelencia y aporte estabilidad".

"Nuestro compromiso es mantener una enseñanza pública de calidad y también dar a los padres y madres la posibilidad de que puedan elegir libremente dónde quieren que estudien sus hijos", recuerda.

Del mismo modo, ha dejado claro que "no vamos a permitir que padres y madres vean perjudicados sus derechos, ya que hemos garantizado siempre la estabilidad de los puestos de trabajo de los docentes de la enseñanza concertada y seguiremos en esa línea".

La enseñanza concertada cuenta en la Región de Murcia con 121 centros, 75.000 alumnos y cerca de 6.000 docentes.

Consulta aquí más noticias de Murcia.