Satse ha indicado en un comunicado que el pasado 1 de julio en una de las plantas de Ginecología del Hospital Materno-Infantil, una sola enfermera tuvo a su cargo a 42 pacientes, entre mujeres que dieron a luz y recién nacidos. Añaden que como consecuencia del "cierre de una planta de Ginecología, la planta que permanece abierta está prácticamente a diario al cien por cien de su capacidad".

Ante "la sobrecarga de trabajo" tanto la profesional de Enfermería como una medico se pusieron en contacto con la supervisora de guardia para hacerle saber la situación y que una sola enfermera no podía hacer frente a lo que se estaba produciendo. "Su respuesta fue enviar durante una hora a otro enfermero de otra unidad, medida insuficiente ya que este enfermero tuvo que volver a su unidad a realizar sus tareas", recoge Satse en su comunicado.

Tal fue la situación que las mismas pacientes y familiares que había en la Unidad "se ofrecieron a hacer un escrito para apoyar a las profesionales". Desde Satse se destaca "la gran profesionalidad y compromiso con la sanidad pública del personal de Enfermería al hacer frente a la situación y a la acumulación del trabajo".

El pasado 27 de abril, Satse registró un escrito dirigido al presidente de la comisión de seguimiento del plan de vacaciones del Complejo Hospitalario de Jaén, "rechazando rotundamente el cierre de unidades

con motivo del periodo estival". Además, se solicitó "la eliminación

de las 72 camas instaladas en las habitaciones triples del Hospital Médico Quirúrgico".

Según el Satse, "no sólo no se ha tenido en cuenta sino que este verano se van a cerrar entre 128 y 182 camas hospitalarias en el Complejo Hospitalario de Jaén, mientras tanto las camas triples permanecen ocupadas".

Consulta aquí más noticias de Jaén.