Así lo ha confirmado a Europa Press este martes el alcalde del municipio, Julio Yebra Pimentel, quien ha calificado el suceso de "poco habitual".

La voz de alarma la dio un trabajador municipal quien, sobre las 20,00 horas del lunes, avisó al alcalde, que se personó en el lugar y avisó también a la brigada de la Guardia Civil. Esta procedió a la retirada de las cabezas de ganado del agua "en sacos de plástico" que fueron depositados más tarde en una nave municipal, a la espera de que sean analizados por las "autoridades pertinentes".

En cuanto a las pesquisas, el regidor mantiene que por ahora "no se sabe el tiempo que llevaban allí esas cabezas", y añade que "lo que sí está claro es que eran de matadero, porque las cabezas tienen el disparo en el cráneo".

Asimismo, Yebra Pimentel también ha confirmado que ya ha puesto en conocimiento de la Consellería de Medio Ambiente este asunto. En este sentido, ha indicado que "ahora es competencia de la Xunta recoger y analizar esas cabezas".

Consulta aquí más noticias de Lugo.