Imagen de las asociaciones firmantes del manifiesto en defensa del Raval.
Imagen de las asociaciones firmantes del manifiesto en defensa del Raval. @TotRaval

Más de 80 entidades vecinales, culturales y educativas del barrio del Raval de Barcelona han alertado del peligro que supone la cronificación de los narcopisos en el barrio y han pedido una "actuación inmediata", coordinada y despolitizada de Ayuntamiento, Generalitat y Gobierno para evitarlo.

Las entidades han presentado este lunes el manifiesto 'Compromiso comunitario por un barrio libre de tráfico de drogas', en el que piden "ir a las raíces" de la problemática poniendo a las personas "en el centro", tanto los vecinos como los consumidores de droga.

El manifiesto recoge que en los últimos meses el fenómeno de las drogas en el barrio "ha ido en aumento" por una conjunción de factores, entre ellos la presencia de organizaciones criminales internacionales que trafican con estupefacientes, el impacto del turismo atraído por su consumo y la situación geográfica del barrio.

La gran cantidad de viviendas vacías y la falta de una normativa "adecuada" también habrían contribuido al agravamiento del problema, pese a "las acciones emprendidas" por la administración.

Los vecinos han pedido "unidad de acción" a residentes, organizaciones e instituciones, especialmente a estas últimas, a quienes han reclamado "máxima coordinación" para desarrollar "una actuación efectiva" y también priorizar "acuerdos unitarios" que eviten la politización de la problemática y su uso electoralista.

Los vecinos piden "unidad de acción"

El portavoz del Casal dels Infants y fundador de la Fundación Tot Raval, Enric Canet, ha advertido de que "es un tema muy sensible y complejo" y ha emplazado a las instituciones a "ir con cuidado porque en campaña electoral se hacen soluciones simplistas que no arreglarían el problema".

Canet, activista histórico del barrio, ha recordado que el Raval ha mejorado con los años, "ya no es un gueto", pero también ha subrayado que "aparecen nuevos problemas porque está en el centro de la ciudad" y los vecinos están "en lucha constante para vencerlos".

"Pedimos que este fenómeno no estigmatice el barrio, porque el Raval siempre ha tenido algún factor que lo estigmatiza", ha rogado Canet a los medios de comunicación presentes en el acto.

Una de las peticiones que incluye el manifiesto es, precisamente, "el apoyo de los medios de comunicación" para que muestren no sólo las realidades negativas del barrio, sino también las positivas, para evitar dicho estigma.

Otra reclamación vecinal es el "esfuerzo mancomunado de instituciones y propietarios" para poner en alquiler social el mayor número de pisos y locales vacíos del barrio, para combatir los narcopisos y, a la vez, luchar contra la gentrificación que "genera la expulsión de los vecinos".

El refuerzo de los recursos para atender a las personas consumidoras de drogas mediante el fomento de "procesos de cuidados, acompañamiento, inclusión y convivencia" también es una reclamación de las entidades firmantes.

Entre las más de 80 entidades que se han adherido al manifiesto constan Amics de la Rambla, Fundació Arrels, el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), la Associació de Dones Marroquines a Catalunya, el Casal dels Infants, la Fundació Ibn Batuta, el Liceu, el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA), la Escola Massana y la Escola Oficial d'Idiomes Barcelona Drassanes. El Consell Islàmic Cultural de Catalunya, la Fundació Tot Raval, la Fundació APIP-ACAM, Sahib, Ravalnet y el periódico El Raval también se han adherido al documento, entre muchas otras organizaciones.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.