Sistema ILS
Sistema ILS categoría tres instalado en el aeropuerto de Villanubla. ICAL

El sistema antiniebla ILS de categoría tres, que se instaló el pasado año en Villanubla, ha evitado el 77% de las cancelaciones que había en años anteriores (el primero completo en el que funciona), según datos de Aena.

Desde el mes de noviembre, cuando empezaron los primeros problemas, se han contabilizado 20 días de niebla en los que se han cancelado 45 vuelos y han aterrizado 306.

Si miramos datos de años precedentes, en los que la meteorología fue similar a la de este invierno, encontramos que se solían cancelar 200 vuelos cada año. Esto supone que el ILS evita dos de cada nueve anulaciones (el 77%).

El aeropuerto de Villanubla ha alcanzado por primera vez en su historia el medio millón de pasajeros en un año.
Aún se cancelan

Sin embargo, y pese a la reducción de los problemas, existen aún quejas por los trastornos causados a los pasajeros.

El caso es que pese a que el sistema existe hay modelos de avión que no están preparados para utilizarlo.

De hecho, el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Cecilio Vadillo, ha insistido en varias ocasiones que ahora son las compañías aéreas las que deben adaptarse y ha dejado caer que las empresas son las que deben mejorar los servicios que ofrece.

A ello se suma que hay pilotos que no están habilitados para usar este sistema, con lo que aunque el vuelo y el aeropuerto estén preparados tampoco se puede tomar tierra.

Récord de visitantes

El aeropuerto de Villanubla ha alcanzado por primera vez en su historia el medio millón de pasajeros en un año.

La cifra de pasajeros lograda en 2007 supone un crecimiento del 9,3 % del tráfico del aeropuerto con respecto a 2006, año en que se llegaron a los 457.213 pasajeros. El objetivo es dotar al aeródromo de más vuelos.

¿Ampliarán horarios?

Las administraciones han iniciado conversaciones para intentar ampliar el horario. La torre de control pertenece a Defensa y de momento han asegurado que aunque haya retrasos de 4 horas no cerrarán.

Ayer, dos vuelos desviados: Los dos venían de Barcelona, uno de Air Nostrum (9.50 h), que aterrizó en León y el otro de Lagun Air (11.30 h), que llegó al final al aeropuerto de Salamanca.