Manifestación 1 mayo Palencia
Incidentes en la Manifestación del 1 de mayo de 2006 en Palencia. (CÉSAR MANSO/ICAL) CÉSAR MANSO/ICAL
El juicio contra siete anarquistas acusados de un delito contra los derechos y libertades que debía haberse celebrado hoy en el Juzgado de lo Penal ha sido suspendido después de confirmarse la ausencia de uno de los abogados de los imputados.

Una nueva vista, aún sin fecha, deberá juzgar los hechos sucedidos el 1 de mayo de 2006 en Palencia. Entonces, un grupo de personas, entre las que se encontraban los acusados, intentó reventar la manifestación del Día del Trabajo, organizada por los sindicatos UGT y CCOO.

Un grupo de personas ha insultado a los medios de comunicación

A las puertas de la sala de vistas del Juzgado de los Penal se ha apostado un grupo de personas con pancartas contra las centrales sindicales antes citadas y contra los medios de comunicación, a quienes se les ha insultado por tratar de informar sobre el juicio.

Un comportamiento incívico y muy similar al que pusieron en práctica los acusados y por el que serán juzgados. En la manifestación del Primero de Mayo, los insultos, panfletos y pancartas desembocaron en un enfrentamiento que acabó a puñetazos.

Los sindicatos denunciaron y la Subdelegación del Gobierno cursó una investigación que terminó con estas siete personas acusadas de un delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas.

Cuatro de los imputados se enfrentan a una multa de 10 euros diarios durante siete meses; y los otros tres durante nueve meses. En total, 16.500 euros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PALENCIA