Ayer por la noche fue arrestado un vecino del pueblo de Santa Ana (Cartagena), G.T.R de unos 38 años, por un presunto delito de malos tratos a un menor y amenazas de muerte.

El detenido se encontraba cenando en compañía de su mujer y su hijo, de unos 3 años de edad. Cuando el niño se negó a continuar cenando, éste le agredió físicamente; lo dejó sin ropa; le obligó a ingerir los alimentos entre vómitos, y lo sentó desnudo.

La madre, impotente, intentó convencerlo para que depusiera su actitud, pero éste, lejos de calmarse, respondió con más gritos, insultos y amenazas de muerte.

Cuando los agentes se personaron en el lugar de los hechos, encontraron al menor desnudo en compañía de una cuñada, detuvieron al padre y lo trasladaron al Cuartel de la Guardia Civil.