Contrae una dolorosa enfermedad después de acariciar a un panda

  • Sophie Ward, una joven promesa de la natación, necesitó nueve años para que le diagnosticaran que padece Lyme.
  • La británica contrajo la patología tras recibir la picadura de una garrapata en un viaje a China.
Un oso panda.
Un oso panda.
GTRES

La nadadora Sophie Ward, de 24 años, soñaba con ser campeona olímpica. Pero un viaje a China en 2008 le cambió la vida. Esta joven británica contrajo la enfermedad de Lyme por la picadura de una garrapata tras haber acariciado a un panda.

Después de aquella visita, la salud de Sophie comenzó a deteriorarse. Es habitual que sufra dolores, infecciones, migrañas, intolerancia a los alimentos o malestar en la garganta, según publica Metro.

El malestar comenzó pocas horas después de tocar al animal, pero fue a los cuatro años cuando los síntomas se agravaron. Su estado empeoró hasta tal punto que tuvo incluso que dejar las clases y la natación.

Pese a las incontables ocasiones en las que acudió al médico y las numerosas pruebas que le realizaron, fueron necesarios nueve años para que le dieran un diagnóstico. "La gente empieza a cuestionarte y tú empiezas a cuestionarte a ti misma. Todo el mundo te dice que estás bien pero no lo estás. Mi salud empeoraba pero empecé a ocultar los síntomas y a mentir sobre ellos porque sentía que la gente no me creía", relata ella.

En marzo de 2017 le informaron de que padecía Lyme, una enfermedad que puede permanecer inactiva en el cuerpo durante treinta años. Recuerda que en ese momento se echó a llorar: "Había sabido durante años que no estaba bien pero sentía que nadie me había creído".

La joven está actualmente tomando un tratamiento herbario porque su cuerpo está demasiado débil para recibir antibióticos. Ahora dedica su vida a concienciar sobre la enfermedad y a impulsar para que se investigue sobre ella y se encuentre un tratamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento