Virgin Galactic presentó este miércoles en Nueva York la maqueta de la aeronave en la que ofrecerá dentro de un año y medio viajes espaciales de cerca de dos horas, incluidos cinco minutos de ingravidez, aunque de momento aún está en construcción.

Los primeros vuelos de prueba se iniciarán el próximo verano

El multimillonario Richard Branson y los responsables de Virgin Galactic detallaron, en una presentación en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, que los primeros vuelos de prueba se iniciarán el próximo verano (en el hemisferio norte).

Si todo va bien, los primeros viajes comerciales se podría ofrecer doce meses más tarde, es decir, a partir del verano de 2009.

200.000 dólares de billete

Se cree que cerca de 200 personas de 30 países ya han adelantado parte de los 200.000 dólares que cuesta el vuelo, entre ellos el científico Stephen Hawking, con lo que Virgin Galactic ya tendría un depósito de más de 30 millones de dólares.

La nave espacial, de la que según sus promotores ya se ha completado el 60 por ciento de la construcción, tendrá cerca de 18 metros y alcanzará una altitud cercana a los 110 kilómetros, para lo que antes tendrá que ser lanzado desde una nave nodriza, llamada White Knight Two (Caballero Blanco Dos).

Una vez que esa última alcance los 15 kilómetros de altura, la nave espacial será liberada y se encenderán sus proyectiles, lo que acelerará a la aeronave a una velocidad cercana a los 4.000 kilómetros por hora, hasta que llegue a los cien kilómetros sobre el nivel del mar, lo que convertirá técnicamente a sus pasajeros en astronautas.