Güemes encuentra «muy animado» al alcalde. Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón se prodigaban en besos y abrazos en cada acto público al que asistían juntos, pese a que su pulso político era un secreto a voces. Ahora que ya no disimulan su rivalidad, después de la exclusión del alcalde de las listas del PP, ni siquiera se saludan. Pero la presidenta cree que aquellas muestras de ‘cariño’ volverán. «Vamos a volver a darnos esos besos. Estoy segura de que sí», dijo ante los periodistas en Vizcaya.

Por otra parte, el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, cercano a Aguirre, apuntó que encuentra «muy animado» a Gallardón tras su exclusión de las listas. El consejero respondió así cuando le preguntaron si le llamó «para animarle».