Vimos a Nadia de Santiago, entre otras películas, en Otros días vendrán y Alatriste, además de en series como Ana y los Siete. Ahora, su rostro será aún más popular con la candidatura al Goya por Las 13 rosas, por la que puede obtener el premio a la mejor actriz revelación.

¿Cómo se enteró de que era una de las candidatas?

Fue mi madre quien me lo dijo: no me lo esperaba en absoluto. Fue una noticia maravillosa, que no nos podíamos creer.

¿Qué supone retroceder hasta la posguerra española y ser una de Las 13 rosas?

Una pasada, y no sólo en lo profesional, también en lo humano. Viví momentos mágicos durante el rodaje, como cuando al terminar una secuencia, en la cárcel, todo el equipo se puso a aplaudirnos. Todos estaban llorando: se me pusieron los pelos de punta.

¿Cómo fue la relación con sus compañeras?

Muy buena. Me aconsejaban, me cuidaban... Marta Etura, con la que compartí mucho tiempo, fue encantadora conmigo.

¿Qué les contó el director, Emilio Martínez Lázaro, sobre la historia?

Nos puso un documental y nos dio unos libros sobre lo ocurrido. Pero lo mejor fue cuando, en un acto en el cementerio de La Almudena de Madrid, conocí a mi personaje en la vida real.

¿Seguía viva?

Sí, es una señora de más de ochenta años, llena de vitalidad y muy moderna. Cuando me conoció se puso a llorar: la película le había encantado, y también mi interpretación.

¿A qué se dedica cuando no actúa?

Estoy terminando el Bachillerato y, en unos meses, haré la Selectividad. Bajaré un poco el ritmo de trabajo para ver si hay suerte con el Goya.

BIO

Nacida en 1992 en Asturias, debutó en la tele como presentadora del programa Aquatrix. Trabajó como actriz en Hospital Central.