Al menos cinco personas murieron este jueves y varias más resultaron heridas en un tiroteo ocurrido en la redacción de un periódico local en Annapolis (Maryland, EE UU), donde fue detenido un sospechoso que, según las autoridades, actuó por "venganza".

El suceso ocurrió sobre las 14.30 hora local (18.30 GMT) en el edificio del diario Capital Gazette, en cuyo interior el atacante abrió fuego.

El teniente Ryan Frashure, portavoz de la Policía del condado de Anne Arundel, donde tuvo lugar el tiroteo, compareció para explicar que el detenido, al que no identificó, ejerció "algún tipo de venganza contra el diario Capital" que tampoco concretó.

Frashure también explicó que el presunto autor de los disparos había amenazado al periódico en redes sociales y que actuó con un arma de "cañón largo".

Demanda por difamación

Aunque las autoridades no identificaron al detenido, los medios estadounidenses informaron de que se trata de Jarrod Ramos, de 38 años.

Ramos perdió en 2015 una demanda por difamación que había presentado contra el periódico por un artículo de 2011 en el que el Capital Gazette le identificaba como acosador de mujeres en las redes sociales citando documentos judiciales.

En la redacción del Capital Gazette, Ramos mató a tiros a Gerald Fischman, Robert Hiaasen, John McNamara, Rebecca Smith y Wendi Winters, cuatro periodistas y un agente de ventas, e hirió a otras dos personas.

Frashure explicó que, el sospechoso se encontraba bajo custodia policial y que estaba siendo interrogado, gracias a la rápida respuesta de los equipos de emergencia, que lo detuvieron en el lugar del tiroteo, escondido debajo de una mesa. "Solo hay un sospechoso, es nuestro único sospechoso", aseguró.

El jefe del Gobierno del condado de Anne Arundel, Steven Schuh, elogió la labor de los servicios de emergencias, puesto que "si no hubieran llegado tan rápido como lo hicieron, esto podía haber sido mucho peor".

Mensaje de Trump

Por su parte, el presidente de EE UU, Donald Trump, utilizó las redes sociales para trasladar sus condolencias a los familiares de la víctimas y su agradecimiento a los servicios de emergencia.

"Antes de salir a Wisconsin me informaron sobre el tiroteo en el Capital Gazette en Annapolis, Maryland. Mis pensamientos y oraciones son para las víctimas y sus familias. Gracias a todos los miembros de los servicios de emergencia que se encuentran en el lugar de los hechos", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Un presunto testigo del tiroteo empleó la misma red social para informar de que los disparos atravesaron una puerta de cristal de las oficinas del periódico hiriendo a varios empleados.

"No hay nada más aterrador que escuchar a varias personas ser tiroteadas mientras tú permaneces agazapado bajo tu escritorio y escuchas al tirador volver a cargar el arma", tuiteó Phil Davis, periodista del Capital Gazette, especializado en sucesos.

También el gobernador de Maryland, Larry Hogan, tuiteó que estaba "absolutamente devastado" después de conocer "la tragedia" en Annapolis. "Por favor, presten atención a todas las advertencias y manténganse alejados del área. Estoy rezando por aquellos en la escena y por nuestra comunidad", apuntó.

Annapolis, la capital de Maryland, es una ciudad de unos 40.000 habitantes situada a 50 kilómetros al este de Washington y en la que se encuentra una importante base de la Marina.

Nueva York, en alerta

A raíz del ataque ocurrido en el Capital Gazette, la Policía de Nueva York reforzó la seguridad en varios medios de comunicación de la ciudad, informaron fuentes oficiales.

Imágenes facilitadas por distintos medios mostraron agentes policiales a la puerta de las sedes de cadenas como CBS y en la del diario The New York Times, unas medidas que regularmente se aplican cuando hay un atentado o un ataque grave en Estados Unidos.

Según informó el Departamento de Policía de Nueva York, el despliegue especial "no está basado en ninguna amenaza específica" sino que se tata de una "práctica habitual" en este tipo de situaciones.

"Estamos siguiendo los informes sobre Annapolis y hemos desplegado equipos antiterroristas a medios de comunicación alrededor de Nueva York", tuiteó la oficina de prensa de la Policía de Nueva York.