Rebajas
Rebajas EUROPA PRESS - Archivo

Por eso, ahora, los profesionales minoristas esperan ya no "ganar dinero", sino "recuperar" lo invertido y no generar "pérdidas" con los descuentos estivales. "Ésa es la clave", sostienen.

"Pero no deja de ser salvar los muebles del desastre", apunta Miguel Fernández Rincón, presidente de Fediscom, que ha recordado que los comercios -especialmente de moda, textil y complementos, donde el consumo está "muy retraído"- llevan ya "dos meses" de promociones y descuentos.

Estos días, y sobre todo a partir del 1 de julio, tendrá lugar el "pistoletazo de salida" de las antiguas y tradicionales rebajas de verano, a las que se sumarán ya todos los establecimientos.

En declaraciones a esta agencia, el responsable de la Federación de Asociaciones Empresariales de la Distribución y el Comercio de Cantabria, espera que si el tiempo acompaña y se mantiene como en los últimos días, el sector pueda terminar la campaña con una cifra de negocio "interesante".

En este punto, ha valorado que las rebajas empiezan en muchos con las colecciones completas, con las tiendas "llenas de ropa" y, por ejemplo, "sin problema" de tallas.

Pero Rincón ha considerado que, para facilitar las ventas y dar salida al producto, los descuentos deben ser "muy fuertes" y durar "pocos días". Es decir, que las rebajas tienen que ser "agresivas" e "intensas", y complementarse en un futuro con ferias del stock o del oulet, ha agregado.

Al hilo de lo anterior, ha señalado a Ep que las promociones de los últimos meses "no han animado nada" a los consumidores, que también se ven condicionados por la "reducida" capacidad adquisitiva derivada de los puestos de trabajo que se vienen generando.

Según Rincón, las rebajas arrancarán con descuentos del 50% en "la mayoría" de los comercios, que se elevarán al 70% en algunos casos, y en una semana o varios días "subirán" y "rápido" ese porcentaje, ha vaticinado para concluir.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.