Obras de emergencia en el puente sobre el arroyo salado, en la A-305.
Obras de emergencia en el puente sobre el arroyo salado, en la A-305. JUNTA DE ANDALUCÍA

Así lo ha señalado el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, durante la visita que realizado este lunes a una de las actuaciones en el citado municipio jiennense, la que se desarrolla desde mayo en el puente sobre el arroyo Salado, en la A-305.

Situado en el kilómetro 27,4 de esta carretera, su estructura se vio dañada a causa de las fuertes lluvias acumuladas en la localidad, que alcanzaron los 281,70 litros. La intervención para arreglar los desperfectos cuenta con un presupuesto de 208.650 euros.

"Son unas obras necesarias y demandadas por los vecinos tanto de Porcuna como de otros municipios", ha asegurado el alcalde, Miguel Moreno, que también ha participado en la visita a los trabajos que se ejecutan en esta infraestructura.

López ha subrayado la "celeridad con la que se están ejecutando estos trabajos de emergencia para reparar cuanto antes los daños ocasionados por el último temporal" en la red viaria de la provincia jiennense. De este modo, ha anunciado el próximo inicio de una nueva obra de emergencia en la carretera de Aldeaquemada, que se suma a las ya en marcha de Castillo de Locubín, Quesada, acceso a Baeza y Torredonjimeno-El Carpio.

El puente afectado en la A-305 es de gran antigüedad y se encuentra formado por tres bóvedas, que presentaron grietas tras la crecida del arroyo Salado, lo que obligó al corte del tráfico a ambos lados del puente para evitar dañarlo aún más y poner en peligro su estabilidad.

Las obras, que actualmente rondan el 30 por ciento de su nivel de ejecución, cuentan con un plazo de tres meses, en los que se prevé la reconstrucción de la bóveda afectada, refuerzo de cimientos y relleno de las fisuras y socavaciones detectadas.

Además de en la A-305, la Junta ya ha declarado de emergencia otra obra también en el ámbito comarcal de Porcuna, concretamente en la A-306, carretera que une el Carpio con Torredonjimeno, actualmente en proceso de adjudicación con un presupuesto de 350.100 euros.

Esta obra permitirá mejorar el firme entre los puntos kilométricos 22,7 y el 58,1, en muy mal estado debido al intenso tráfico de esta carretera que se ha visto especialmente afectada a causa del mal tiempo registrado en

primavera. El plazo de ejecución de los trabajos asciende a tres meses.

Las continuas borrascas con fuertes lluvias y vientos que han afectaron a Andalucía en los meses de marzo y abril causaron desperfectos en varias carreteras de titularidad autonómica, muchas de las cuales requieren su reparación con carácter urgente.

EVALUACIÓN

La Consejería de Fomento y Vivienda ha evaluado los daños ocasionados por las lluvias en las vías autonómicas en unos 16 millones de euros con 48 carreteras afectadas. Actualmente, están ya declaradas de emergencia 28 carreteras de las ocho provincias.

Junto a las de Porcuna, las actuaciones de emergencia ya previstas en la provincia de Jaén se sitúan en la A-315, en Quesada, donde se produjo un deslizamiento de un talud cuya reparación se ha adjudicado en 221.615 euros, y en la A-6050, en el término municipal de Castillo de Locubín, donde la carretera se mantiene cortada tras descalzarse una estructura y ser necesario restablecer el tablero de la vía, con una inversión 149.980 euros.

Igualmente, se vio afectada la A-316, Autovía del Olivar, a su paso por Baeza, donde un deslizamiento de tierra provocó fisuras y desplazamiento de la calzada, cuyos trabajos de emergencia se adjudicaron por 403.790 euros.

También la A-6200, en los términos de municipales de Aldeaquemada y Santisteban del Puerto, se ha producido la formación de numerosos baches, con pérdidas de árido y deformaciones en las capas de firme entre los kilómetros 23 y 33. El presupuesto de adjudicación asciende a

208.650 euros.

Consulta aquí más noticias de Jaén.