Casi un 57% de las pensiones declaradas en Cantabria en el último ejercicio fiscal de 2016 (84.711 de un total de 149.177) tenían una retribución media máxima de 720 euros mensuales y un 30% (44.316) no superaban el medio millar de euros (483 euros), según un informe elaborado por la Unión de Jubilados y Pensionistas (UJP) de UGT y difundido hoy en su comité regional, máximo órgano entre congresos.

El informe subraya que, según las estadísticas de la Declaración Anual de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo de 2016, que distribuye las pensiones por tramos de cuantía equivalentes a una Pensión Mínima Interprofesional (PMI) de 8.449 euros anuales, 603,5 euros mensuales en 14 pagas; un 9% de las pensiones declaradas en la región (13.862) apenas superaban una media de 100 euros mensuales (132 euros), otro 20% (30.454) no alcanzaba los 500 euros (483 euros) y un 27% rebasaban ligeramente los 700 euros mencionados.

Según la Agencia Tributaria de España, la pensión media declarada en Cantabria ascendió a 1.067 euros mensuales en un balance fiscal donde los pensionistas cántabros tuvieron una retención impositiva media de un 7,29% por la que pagaron a la Hacienda pública un importe total de 136.784 euros.

El informe del comité regional de los jubilados de UGT precisa también que, según el INE, Cantabria es la cuarta comunidad autónoma española con un mayor porcentaje de hogares que viven de una pensión como fuente de ingreso principal, en concreto un 38,8% (91.753 de un total de 236.476 hogares censados al término de 2016), sólo superada por Asturias (45,2%), Galicia (39,2%) y Extremadura (39,2%).

En España, un 35% de los hogares (6.442.912 de un total de 18.408.320) tiene como principal fuente de ingreso una pensión y acaparan una cuarta parte de todo el gasto que se genera en los hogares españoles a lo largo del año, un 30,8% en el caso de Cantabria.

DEMANDAS SOCIALES PENDIENTES

El comité regional de los jubilados y pensionistas de UGT en Cantabria analizó hoy las novedades relativas a las pensiones en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 y el resultado de las últimas negociaciones en el Pacto de Toledo, con la posible recuperación del sistema de actualizar las cuantías de las pensiones de acuerdo a la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC), medida que el sindicato pretende blindar por ley para que "no dependa del Gobierno de turno".

Los jubilados de UGT aprobaron una resolución con sus principales reivindicaciones, en la que se congratulan de que las movilizaciones convocadas en los últimos meses "han sido y son la palanca para un cambio en las políticas que nos afectan", aunque recuerdan a los partidos políticos que "no ignoren las demandas sociales de las personas mayores que aún quedan pendientes" y en la que instan al nuevo Gobierno español a que "sea sensible y justo con las mismas".

De hecho, tal y como precisó el responsable regional de los jubilados y pensionistas de UGT, Higinio Martínez, el sindicato registrará mañana en la Delegación del Gobierno en Cantabria esta resolución con sus reivindicaciones y solicitará una entrevista con su nuevo titular, Pablo Zuloaga.

Entre estas demandas sociales pendientes, los jubilados de UGT insisten en eliminar el copago de productos farmacéuticos, una Ley de Prestación de Ingresos Mínimos por la que la central ugetista y CCOO plantearon una iniciativa legislativa popular respaldada por más de 700.000 firmas, además de una normativa legal que regule los servicios sociales.

En Cantabria, los jubilados de UGT vienen también reclamando a la Consejería de Sanidad del Gobierno regional un servicio de geriatría en atención primaria.

A todo ello se une, tal y como precisa la resolución de los jubilados ugetistas cántabros, "un debate serio y profundo para crear un sistema público de pensiones dignas para el presente y para el futuro", en el que "habrá que analizar las medidas necesarias para erradicar el actual déficit de la Seguridad Social, donde el problema no es sólo de gasto, sino también de aumentar los ingresos", ha informado UGT en nota de prensa.

Según la Seguridad Social, el pasado mes de mayo había en Cantabria 125.705 pensionistas que percibían un total de 139.484 pensiones, de las que algo más de un 60% eran de jubilación (84.750), otro 25% de viudedad (35.609), un 9% por incapacidad permanente (13.327) y el resto correspondían a las de orfandad y las de a favor de familiares (5.798 entre las dos).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.