Los hechos se produjeron hace unos días en un establecimiento hostelero ubicado en las cercanías de Burgos cuando se produjo una explosión en los baños que provocó importantes desperfectos aunque no afectó a ninguna persona a pesar de que había una gran cantidad de comensales en el lugar.

La explosicón se produjo sobre las 22:30 horas, y al desconcierto inicial hubo que sumar que a esas horas se encontraban dentro un elevado número de personas de celebración, por lo que se presentaron varias patrullas de la Guardia Civil y dotaciones de bomberos.

Tras localizar el foco de la explosión, que tuvo lugar en los aseos del local, se comprobó que la onda expansiva había provocado importantes desperfectos.

En resultado de la primera inspección ocular permitió descubrir que la detonación había sido provocada al poner un bote de spray en una fuente de calor, por lo que se procedió

a identificar, localizar y detener en su caso al autor o autores del hecho.

Las pesquisas realizadas permitieron identificar a J.F.P,

de 37 años, quien fue detenido en dependencias de la Guardia Civil de Burgos, como presunto autor de un delito de daños.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Número 4 de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.