El 60% de los colegios con uniforme impone la falda

Alumnas del San Juan Bosco.
Alumnas del San Juan Bosco.
KAKO RANGEL

Mercedes, Rocío y Elena, estudiantes de 15 años del colegio Las Esclavas, cambiarían el pantalón por la falda en el uniforme. Tienen dos razones:pasan frío en invierno y el tejido pica mucho en verano. Si pudieran elegir irían en chandal o pantalones de pitillo, como se lleva ahora.

Ángela, otra alumna del mismo centro, prefiere la falda de siempre porque la ve más femenina. Las chicas dicen que se siguen llevando remangadas como toda la vida y con calcetines. Aunque llevarla más corta equivale a una amonestación.

Y si no, que se lo pregunten a Mercedes que pasó hasta 9 días en la biblioteca por incumplir la normativa.

La directora del colegio ha explicado a 20 minutos que la Junta directiva está estudiando la posibilidad de incluir los pantalones en el vestuario femenino.

De los 87 colegios concertados que hay en la ciudad, la mayoría tiene uniforme. Y de estos, el 60% obliga a las alumnas a ir con falda:lisas, de cuadritos y tableadas.

Sólo en dos de cada diez la niña puede elegir entre la falda o el pantalón. Es el caso del San Juan Bosco (ver foto), Antonio Machado, Arboleda, Aljalema I, La Salle-La Purísima, Calderón de la Barca o Las Adoratrices, entre otros.

Aún así, en la mayoría de ellos, las chicas aún prefieren la falda al pantalón. Donde si se ha impuesto el pantalón, por comodidad, es en infantil, de 0 a 3 años.

«Es a las familias a quienes compete plantear el uso del pantalón», explica Juan María del Pino, presidente de las AMPAS católicas.

Según la Unión de Consumidores, a los padres les cuesta unos 400 euros comprar el uniforme y el chandal del colegio. A pesar de este desembolso, «es más económico que la ropa de calle, evita complicaciones, marcas y consumismo», dice Juan María Del Pino.

Tanto los padres como los pedagogos y docentes defienden el uso del uniforme porque es práctico e iguala a los niños.

Por tradición. La mayoría de los centros que prohiben el pantalón a las niñas consideran «una tradición» el uso de la falda y no contemplan cambiar el reglamento.

Para evitar la falda mini. En el colegio Luisa de Marillac, a partir de la ESO, llevan pantalón azul marino. Se planteó hace dos años para evitar que usaran la falda muy corta.

Ganó el pantalón. En Santa Isabel la mayoría de las niñas llevan pantalón. Se cambió hace dos años por consenso. Es de color gris oscuro.

Baby en Infantil. La mayoría de los niños de Infantil usan baby. El uniforme se suele llevar hasta 2º de la ESO.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento