Estación de Metro de Estadio Olímpico.
Un tren, detenido en la estación de Metro de Estadio Olímpico (línea 7 metro de Madrid). JORGE PARÍS

La Comunidad de Madrid anunció este jueves que comenzará las obras de mejora de la línea 7b (MetroEste) el próximo 16 junio, por lo que el servicio de metro permanecerá suspendido entre las estaciones de Hospital del Henares y Estadio Metropolitano hasta su reapertura el 15 de septiembre. En total, serán siete las estaciones cerradas (Barrio del Puerto, Coslada Central, La Rambla, San Fernando, Jarama, Henares y Hospital del Henares).

Se trata de la octava ocasión en la que se cierra un tramo de la prolongación de la línea 7 desde su inauguración en el año 2007. El problema fundamental que tiene la línea es el terreno por el que discurre. El subsuelo de San Fernando está surcado por arroyos subterráneos que forman parte de la red fluvial del Jarama. Esto provoca numerosos problemas por filtraciones de agua. Como ya adelantó 20minutos, este tramo de línea tendrá que seguir cerrando cada dos años para labores de mantenimiento e impermeabilización del túnel.

Durante las obras, el servicio entre Estadio Metropolitano y Pitis se prestará con normalidad. El Gobierno regional explica en una nota informativa que "el inicio de los trabajos se ha retrasado finalmente dos semanas (estaba previsto que se produjera el 2 de junio) para minimizar en lo posible las molestias que el cierre del tramo pudiera ocasionar a los viajeros". "De esta manera, la fecha se ha adecuado a la reducción de la demanda que se produce en torno a la tercera semana de junio, debido al calendario escolar, el comienzo de períodos de vacaciones de algunos colectivos y el cambio de hábitos de transporte derivados de modificaciones del horario de trabajo en época estival", señala el mismo comunicado.

Las obras de la línea 7b permitirán completar las actuaciones de impermeabilización del túnel aplicando una solución más contundente que evite las filtraciones de agua en algunos puntos de la línea. Así, se van a reparar e impermeabilizar todos los elementos afectados en pozos de ventilación y bombeo, además de las dovelas que forman el túnel y que se han visto afectadas por estas filtraciones. También se va a aprovechar para realizar desatranco y reparación de algunos tramos del sistema de drenaje subterráneo.

Para poder realizar estas obras con la rapidez y garantía de seguridad es imprescindible cerrar el tramo. Por ello, y para minimizar las molestias a los usuarios, se llevan a cabo en los meses de verano, cuando se registra una menor demanda de viajeros. Además, durante la ejecución de estos trabajos, Metro de Madrid ofrecerá un servicio sustitutivo de autobuses que realizará el recorrido completo, con paradas que coincidirán con la ubicación de las estaciones afectadas. Este tramo de línea es utilizado por unas 18.000 personas en días laborables.

Consulta aquí más noticias de Madrid.