La concejala de Economía, Hacienda y Empleo, Ana María González-Pescador, ha considerado por tanto que "no procede, para nada", cancelar el contrato suscrito con Tribugest Gestión de Tributos S.A., pues si bien este ejercicio la gestión no ha sido "correcta" y ha habido algunas "incidencias" -como que no llegaron a los vecinos las cartas de aviso del pago del impuesto de circulación en periodo voluntario-, se adoptaron las medidas extraordinarias oportunas (refuerzo atención presencial y telefónica) y se han obtenido "mejores resultados" que en años precedentes, sin que haya habido "perjuicio" alguno.

En este punto, la edil del área, -que ha remarcado que el servicio de recaudación en la capital cántabra es "público" y "de gestión directa", por lo que no se puede hablar de "remunicipalización" como se pedía en un de las iniciativas- ha asegurado que en 2018 el balance durante el citado periodo de pago voluntario ha sido "mejor que nunca", porque se ha atendido al 79,26% de los ciudadanos, por encima del 78,8% de 2017 y del 78,3% de 2016.

Además, la atención presencial ha crecido un 25%, al pasar de 10.983 contribuyentes el año pasado a 13.708 en el presente ejercicio, mientras que han recibido atención telefónica cerca de 6.000 vecinos, que representan el 15% del patrón. También se han "triplicado" los trámites de gestoría y acceso a la sede electrónica, y se han resuelto cerca de 2.000 incidencias a través de la página web.

Tras recordar que el servicio de recaudación se creó en 1992 y que posteriormente el Ayuntamiento contrató uno de apoyo y asistencia técnica, González Pescador ha indicado que este año en el cobro del impuesto de vehículo se detectaron problemas "diez días o una semana antes" de que venciera el periodo voluntario de pago, el 7 de mayo.

Ante esto, ha proseguido, el Ayuntamiento preguntó a la empresa encargada, que explicó que había subcontratado a otra nueva para los envíos de carta al entrar en concurso de acreedores la que lo había venido haciendo hasta la fecha, y achacó las incidencias a la "inexperiencia" de la nueva.

Así lo ha señalado la edil antes de votar las tres mociones, presentadas por la concejala no adscrita Cora Vielva (que solicitaba la apertura de un expediente informativo a Tribugest por las deficiencias en las notificaciones de los impuestos); por el grupo mixto (el portavoz de IU, Miguel Saro, y el no adscrito Antonio Mantecón, que solicitaban un estudio económico y técnico sobre la 'remunipalización' del servicio de recaudación); y por la representante de Ganemos Santander Sí Puede, Tatiana Yáñez-Barnuevo (que versaba sobre el fallo de aviso de pago del impuesto de vehículos).

Las tres iniciativas, apoyadas por toda la oposición, han decaído al sumar González su voto en contra a los de los trece ediles 'populares'.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.