Un médico.
Las agresiones a médicos siguen aumentando. FLICKR

El número de médicos colegiados ha aumentado un 2,7 por ciento en 2017 en Baleares, mientras que el de enfermeros se ha incrementado un 2,3 por ciento, según consta en la 'Estadística de Profesionales Sanitarios Colegiados' correspondiente a los datos de 2017, publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, en Baleares en 2017 había 5.632 médicos colegiados, y al archipiélago ha registrado una evolución ascendente desde 2013, cuando había 5.152; en 2014 se registraron 5.225, un total de 5.355 en 2015 y 5.484 de 2016.

La tasa de médicos colegiados se situó en 2017 en Baleares en 4,83 por mil habitantes, por debajo de la media nacional de 5,44. Con esta cifra, las Islas sólo registran una media superior a la de Andalucía (4,65), Castilla La Mancha (4,27) y Ceuta y Melilla, con 3,85 y 3,39 respectivamente.

En cuanto a los enfermeros colegiados, en 2017 el número se situó en las Islas en 6.152, frente a los 6.012 de 2016. La tendencia ha sido creciente desde 2014, al pasar de 5.003 en 2013 a 5.321 en 2014; tras lo que subió a 5.745 en 2015.

La tasa de enfermeros colegiados en Baleares correspondiente a 2017 ha sido 5,28 por mil habitantes, por debajo de la media nacional de 6,43, y también una de las más bajas del país al estar únicamente por delante de las de Andalucía y Murcia, con 5,15 y 4,3, respectivamente.

DATOS NACIONALES

El número de médicos colegiados en España aumentó en 5.838 personas (2,4%) hasta alcanzar un total de 253.796 en el año 2017, un 2,4 por ciento más con respecto al año anterior, mientras que el de personal de Enfermería creció un 2,9 por ciento (8.527 más) hasta los 299.824 colegiados.

Los datos muestran un aumento del número de colegiados de todas las profesiones sanitarias salvo la de los químicos, que por segundo año consecutivo vuelve a bajar. En esta ocasión hasta un 5,8 por ciento con respecto a 2016.

Los mayores incrementos se dieron en dietistas nutricionistas (21,6%), físicos con especialidad sanitaria (13,9%) y terapeutas ocupacionales (13,7%), les siguen de lejos los fisioterapeutas (6,1%), podólogos (5,2), logopedas (3,3%) y Psicólogos (3).

De igual modo, el número de profesionales sanitarios colegiados por cada 1.000 habitantes difiere según el colectivo, y los que presentan una tasa más alta son los enfermeros, con 6,43 profesionales por cada mil habitantes, seguidos de médicos (5,44) y farmacéuticos (1,55). Por el contrario, las tasas más bajas se alcanzaron en los colectivos de terapeutas ocupacionales (0,08) y dietistas nutricionistas (0,09).

En el caso de los enfermeros con especialidad de matrona, la tasa fue de 0,86 profesionales por cada mil mujeres en edad fértil. Asimismo, el pasado año había colegiadas 9.013 matronas, un 2,6 por ciento más que en 2016.

Según la situación laboral de los profesionales colegiados, la tasa de médicos no jubilados por 1.000 habitantes fue de 4,74 y la de enfermeros de 5,58. Mientras, los menores porcentajes de colegiados no jubilados en el año 2017 se dieron en médicos (87,1%), enfermeros (90,7%) y químicos con especialidad sanitaria (92,0%). Por su parte, los mayores porcentajes de profesionales colegiados no jubilados se dieron en dietistas nutricionistas (100%), terapeutas ocupacionales (99,9%) y psicólogos (99,5%).

PROFESIONES FEMINIZADAS

Por otro lado, el informe del INE muestra como la profesión sanitaria tiene sigue teniendo una presencia mayoritariamente femenina. En 13 de las 16 profesiones analizadas había más mujeres colegiadas que hombres.

Los colectivos con mayor porcentaje de mujeres en 2016 fueron los de logopedas (el 93,7% eran mujeres), terapeutas ocupacionales (90,9%) y dietistas nutricionistas (87,1%). El 84,3 por ciento de los profesionales de enfermería también son mujeres, al igual que el 81,2 por ciento de los Psicólogos y el 71,6 por ciento de los Farmacéuticos.

Entre las profesiones sanitarias los más paritarios se observan entre los médicos donde el 50,4 por ciento son mujeres; entre los profesionales Veterinarios donde el 48,8 por ciento son mujeres, los químicos donde el 54,8 son mujeres y Dentistas donde el 55,8 por ciento son mujeres. En cambio, solo un tercio de los físicos (31,7%) y una de cada cuatro protésicos dentales (28,4%) son mujeres.

Atendiendo a la distribución por grupos de edad, los mayores porcentajes de profesionales sanitarios menores de 45 años se encontraron en terapeutas ocupacionales (92,7%), dietistas nutricionistas (91,5%) y fisioterapeutas (88,1%). El menor porcentaje en este grupo de edad lo presentó el colectivo de médicos (36,6%).

ARAGÓN Y MURCIA, MÁS MÉDICOS QUE ENFERMEROS

Además, los datos por comunidades autónomas muestran como en todas hay más enfermeros que médicos salvo en Murcia y Aragón, donde se invierte la tendencia.

Por colectivo, las regiones con una mayor tasa de médicos por habitantes son Madrid (6,6 por mil habitantes), Aragón (6,5), Navarra (6,2), País Vasco (6,1), Asturias y Cantabria (6 en ambos casos). En cambio, las que presentan una tasa más baja son Melilla (3,4), Ceuta (3,7) y Castilla-La Mancha (4,1).

Los psicólogos con especialidad sanitaria registraron las tasas más altas en Comunidad de Madrid con 1,67 por 1.000 habitantes (1,67 no jubilados) y 1,37 en País Vasco (1,37 no jubilados). Murcia y Comunidad de Madrid presentaron las mayores tasas de

opticosoptometristas colegiados, con 0,48 y 0,45 por cada 1.000 habitantes, respectivamente (tasas de 0,48 y 0,44 en el caso de no jubilados).

El número de médicos colegiados en 2017 aumentó en todas las comunidades autónomas y sólo se redujo en la ciudad autónoma de Melilla (0,3%). Los mayores incrementos respecto al año anterior se dieron en Canarias (3,5%), Murcia (3,2%) y Andalucía (2,8%). Por el contrario, los menores aumentos se registraron en Extremadura (1,0%), Cantabria (1,3%) y Asturias (1,4%). Las comunidades con mayores tasas de médicos colegiados en 2017 fueron Madrid y Aragón (6,70 por cada 1.000 habitantes en ambas) y

Navarra (6,33). Por el contrario, las ciudades autónomas de Melilla (3,39) y Ceuta (3,85) y Castilla-La Mancha (4,27) presentaron las tasas más bajas.

En el caso de enfermeros, el número de colegiados en 2017 aumentó respecto al año anterior en todas las comunidades autónomas. Los mayores incrementos se dieron en Navarra (23,0%), Andalucía (5,5%) y Canarias (4,6%). Por su parte, La Rioja (0,5%), Galicia (0,6%) y

Madrid (0,8%) registraron los menores aumentos. Las CCAA con las mayores tasas de enfermeros colegiados fueron Navarra, con 10,48 por cada 1.000 habitantes, Madrid con 7,87 y Cantabria con 7,85. Por su parte, Murcia, con 4,30 enfermeros colegiados por cada 1.000 habitantes, Andalucía, con 5,15 y Baleares, con 5,28 presentaron las menores tasas.

RESTO DE PROFESIONES

En cuanto al resto de profesiones, los ratios más elevados de farmacéuticos colegiados por cada 1.000 habitantes se situaron en 2,28 en Navarra, 1,94 en Madrid y 1,86 en Galicia. Las mayores tasas de fisioterapeutas se presentaron en Madrid, con 1,53 por cada 1.000 habitantes, Asturias (1,31) y Cataluña (1,31).

Las tasas más elevadas de dentistas colegiados se dieron en

Madrid, con 1,25 por cada 1.000 habitantes, País Vasco (0,85) y Asturias (0,82) y de psicólogos fueron de 1,63 por 1.000 habitantes en Madrid, Melilla (0,97) y en Asturias (0,92). En Murcia, Madrid y Comunidad Valenciana presentan mayores tasas de ópticos-optometristas, con unas tasas de 0,50, 0,47 y 0,45, respectivamente. Mientras, las comunidades con mayores tasas de logopedas colegiados fueron Murcia, con 0,39 por 1.000 habitantes, Cataluña (0,36) y Cantabria (0,26).