Campaña electoral en Hesse
Cartel electoral en el estado de Hesse de Roland Koch (REUTERS) REUTERS

Las autoridades alemanas han enviado a un chico de 16 años, considerado agresivo, a Siberia para resocializarlo. El joven deberá pasar allí nueve meses y, según el departamento de Juventud del estado de Hesse, el objetivo es aprender a relacionarse sin violencia con sus semejantes. El joven va acompañado de un pedagogo.

La elección de Siberia no tiene nada que ver con una operación de castigo
Según las mismas fuentes, la elección de Siberia no tiene nada que ver con una operación de castigo, sino que "también hubiera podido ser enviado a Grecia".

La región elegida se consideró adecuada por dejar al joven en un entorno "pobre y alejado del consumismo" y forma parte de un concepto de resocialización para el que se ha calculado un plazo de nueve meses.

El caso ha tomado especial relevancia por coincidir con la campaña electoral en ese estado, cuyo primer ministro, el conservador Roland Koch, apuesta por endurecer las medidas contra la delincuencia juvenil.

Koch, quien en 1999 ganó las elecciones con una campaña contra la doble nacionalidad, convirtió el tema en su bandera electoral, a raíz del ataque sufrido por un jubilado alemán en el metro de Múnich las pasadas Navidades.