Paul Morgan
Paul Morgan, el hombre que logró que su cumpleaños durara 48 horas. GUINNESS WORLD RECORDS

Paul Morgan, un estadounidense residente en Hawái, ha batido un récord Guinness muy singular: ha conseguido que su cumpleaños durara 48 horas.

Para ello, tuvo que tomar tres aviones. La idea se le ocurrió de vacaciones en Nueva Zelanda. Al volver del viaje y comprobar que había llegado a Estados Unidos a la misma hora que había salido de Oceanía, se le ocurrió pensar cuánto tiempo podría pasar una persona viviendo el mismo día.

El anterior récord lo ostentaba el alemán Sven Hagemeier, que pasó el día de su 26º cumpleaños durante 46 horas.

Tras estudiar con detenimiento su itinerario, Morgan, que gastó 2.000 euros en su 'hazaña', tomó un avión en Samoa que lo llevó a Auckland (Nueva Zelanda). De ahí viajó a Los Ángeles (Estados Unidos) y desde California tomó un tercer avión a Kauai (Hawái). Es decir, que partió en el horario UTC +14 y llegó en el UT-11.

Aunque Paul Morgan pasó su cumpleaños entre aviones y aeropuertos, cuando llegó a Hawái celebró su aniversario y su récord bañándose en la playa.