"La idea es convertir el nuevo plan de igualdad regional, que se encuentra en fase de elaboración, en un proceso más participativo y que recoja las opiniones del personal de la Administración, que serán escuchadas y reflejadas en el documento definitivo", destacó la directora general de Función Pública y Calidad de los Servicios, Carmen María Zamora.

De este modo, podrán valorar cuestiones como si se tiene en cuenta el principio de igualdad de oportunidades, si existe una formación al respecto suficiente y adecuada, si se respeta la promoción profesional igualitaria o si consideran que se facilita la conciliación entre la vida laboral y familiar de su personal.

Con las respuestas "podremos hacer un sondeo de las verdaderas necesidades y las conclusiones formarán parte del informe que presentaremos a la Comisión de Igualdad para que el nuevo plan refleje precisamente las aportaciones de las personas a las que va dirigido", aseguró Zamora.

Tanto el Plan de Igualdad vigente como en el que se está elaborando persigue cinco objetivos: garantizar la igualdad real y efectiva en el empleo público, conseguir una representación equilibrada de mujeres y hombres, promover y mejorar las posibilidades de acceso de las mujeres a puestos de responsabilidad, realizar acciones formativas y de sensibilización sobre igualdad de trato y oportunidades y vigilar de forma especial la discriminación indirecta.

Todas estas medidas "reflejan el compromiso del Gobierno regional por contribuir a la creación de una sociedad más justa en la que las mujeres y los hombres disfruten de las mismas oportunidades y construir una sociedad asentada firmemente en los pilares de igualdad", recalcó la directora general.

Para poner en marcha estas acciones la Comunidad creó una Comisión de Igualdad, que se encarga de promover iniciativas dirigidas a la erradicación de cualquier tipo de discriminación por razón de sexo, elaborar los planes y cotejar su cumplimiento, establecer un protocolo para prevenir el acoso sexual y laboral y velar por la incorporación de la perspectiva de género en todas las actuaciones de la Administración.

El I Plan de Igualdad está ejecutado y cumplido al 90 por ciento en la actualidad y, entre los compromisos que recoge, se encuentra la implantación del Distintivo de Igualdad en la Administración regional, una marca de excelencia que reconoce y estimula actuaciones encaminadas a lograr la igualdad efectiva entre ambos sexos.

Además, en la confección de estos planes la Comunidad cuenta con la colaboración de ayuntamientos, sindicatos, asociaciones y ONG en grupos de trabajo en los que participan alrededor de 23 agentes sociales y poderes públicos, que estudian medidas de actuación aplicables a los ámbitos de empleo, conciliación, educación, cultura, salud y participación, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Murcia.