Según ha indicado la entidad en un comunicado, el rechazo de la Cámara balear a la propuesta de Ciudadanos demuestra que a los "gobernantes" de Baleares "les importa mucho la ingeniería política y muy poco las más elementales reglas de la pedagogía".

"Es de una absoluta crueldad negar a alumnos especialmente vulnerables el derecho a disponer de la herramienta pedagógica más eficaz, reconocida por la Unesco y todos los pedagogos del mundo, la lengua materna", indica Plis, que también censura la "insensibilidad y fanatismo" del Parlament.