Las ayudas prevén tres líneas. Se ofrecen subvenciones para empresas que se inician en un proceso de internacionalización; una segunda línea es para la consolidación e implantación comercial en el extranjero, y se abre una tercera subvención para acciones de cooperación entre varias empresas en mercados exteriores.

Para beneficiarse de las ayudas, las empresas deben tener domicilio fiscal y permanente en Baleares. Los perfiles bonificables son autónomos, microempresas y pequeñas y medianas empresas; empresas con actividad industrial.

Como novedad, este año se hacen extensivas las ayudas a las actividades de comercio y servicios que pretendan exportar sus productos. La fecha final para presentar proyectos es el 17 de junio.