Rebeca Pérez y Conchita Ruiz
Rebeca Pérez y Conchita Ruiz EUROPA PRESS

De esta forma, la liquidación ofrece un superávit de 26,24 millones de euros, que es el resultado obtenido de la diferencia entre ingresos y gastos no financieros e indica que el Ayuntamiento tiene capacidad de financiación, es decir, que está en situación de estabilidad presupuestaria.

Por otra parte, la Corporación continúa con el objetivo de depuración de saldos deudores de ejercicios cerrados, con el fin de que las cuentas reflejen la imagen real del patrimonio del Ayuntamiento.

Este procedimiento ha llevado a disminuir el importe de los derechos pendientes de ejercicios cerrados en más de 2,3 millones de euros con respecto a 2016.

Asimismo, el Ayuntamiento ha optado por aplicar un criterio más restrictivo que la propia Ley de Haciendas Locales en el cálculo de provisión de insolvencias, lo que ha incidido directamente en el cálculo del Remanente de Tesorería, que arroja un saldo de 0,53 millones de euros.

El resultado presupuestario consolidado del Ayuntamiento, que da información de la gestión de los ingresos y gastos en el ejercicio, ha arrojado un saldo de 28,48 millones de euros.

Esta magnitud forma parte de la liquidación del presupuesto y compara todos los ingresos liquidados en el ejercicio con todos los gastos, aplicando ajustes por las desviaciones de financiación positivas y negativas que derivan de la ejecución de gastos con financiación afectada.

Consulta aquí más noticias de Murcia.