Valladolid.- Un momento de la firma del convenio
Valladolid.- Un momento de la firma del convenio EUROPA PRESS

"Se trata de un ejercicio de generosidad, de cambio de paradigma en la forma de trabajar para pasar de uno individual a otro colectivo orientado a las necesidades que tienen los agricultores y empresarios del sector", ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, la titular de Agricultura y Ganadería del Ejecutivo autonómico que ha estado acompañada durante la firma del convenio por el consejero de Educación, Fernando Rey, y los rectores de las universidades públicas de Salamanca, Valladolid, León, Burgos, la Universidad Pontificia de Salamanca, la Universidad Católica 'Santa Teresa de Jesús' de Ávila, la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, IE Universidad de Segovia y la Universidad Internacional Isabel I de Castilla.

El convenio supone un "salto cualitativo" para el campo ya que, no solo "unifica esfuerzos", sino que las investigaciones de los diferentes grupos universitarios se dirigirán hacia lo que "demanda el sector" y que va a generar mejoras en "competitividad", "menor gasto de producción" y un sector "mucho más sostenible", ha continuado.

Desde el comienzo de la legislatura, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha presentado su compromiso por la Investigación y la Innovación (I+i) como "herramientas fundamentales" al servicio de la mejora de la competitividad además de lograr el equilibrio en la cadena de valor. En este marco, según ha explicado la consejera, se ha duplicado el presupuesto medio destinado a la investigación, pasando de siete millones por año a 14 millones.

El Nuevo Modelo de I+i puesto en marcha por la Junta en 2016 es un instrumento en permanente actualización que alcanza a todos los eslabones de la cadena agroalimentaria, logrando que sean "más sostenibles y equilibrados".

Dentro del sector primario, los proyectos en los que están trabajando están dirigidos a la disminución de los costes productivos a partir de la modernización de regadíos; de la agricultura y ganadería de precisión con imágenes de satélite; del uso de aplicaciones con base tecnológica para suministrar información como App Inforiego o Cartodruid; de la mejora genética que permite acortar los plazos en la obtención de variedades vegetales; o de la identificación y prevención de enfermedades tanto en animales como en vegetales previamente, entre otros, ha enumerado.

En el sector industrial, los avances van dirigidos a la mejora en la transformación de unos alimentos más "saludables, personalizados y de alto valor" además del progreso en la seguridad y calidad alimentaria.

Marcos ha querido subrayar el peso que tiene este sector para la economía no solo autonómica, sino también nacional donde supone el 11 por ciento del PIB. Además, ha recordado, que hay 150.000 puestos de trabajo ligados al campo, que hay una producción agraria anual de 5.000 millones de euros y de 10.000 para la industria agroalimentaria.

De ahí que haya incidido en la importancia de la investigación, la innovación y, en definitiva, la modernización del campo porque ayudará, además de a la economía, a fijar población en el mundo rural, uno de los graves problemas no solo de Castilla y León, sino también de Europa, ha insistido Milagros Marcos.

Por su parte, el consejero de Educación, Fernando Rey, ha valorado la "función social" que tienen las universidades y que se visibilizan con convenios como el que se ha firmado hoy. "Nuestras universidades están a la vanguardia del conocimiento", ha incidido, por lo que ha aplaudido el acuerdo un sector en el que Castilla y León ya tiene centros de referencia como el Itacyl, "no solo a nivel nacional sino también europeo".

UNIVERSIDADES

En esta línea, se están llevando a cabo 22 proyectos entre la Consejería de Agricultura y Ganadería y las universidades públicas de Castilla y León con los objetivos de potenciar la bioeconomía en el sector agroalimentario, dar más rentabilidad a las explotaciones, trabajar en una mayor competitividad alimentaria y optimizar el consumo de agua y ahorro energético.

En concreto, entre los nueve centros de investigación de la consejería y el resto de centros con los que se colabora, el número de proyectos en este ámbito ha crecido de 60 a 160. También se han incrementado los socios colaboradores en un 134 por ciento (de 38 a 89) y los investigadores en un doce.

COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

También se creará una comisión de seguimiento que se reunirá, al menos una vez al año con el fin de velar por el cumplimiento del convenio en cuestión, resolver todas las dudas y controversias que surjan en su desarrollo además de realizar el pertinente seguimiento de aquellas situaciones que se deriven del mismo y proponer aquellas iniciativas que se consideren oportunas para su ejecución.

En ella, la presidencia corresponderá al representante elegido por la Consejería de Agricultura y Ganadería y, por su parte, un representante de las universidades ejercerá la Secretaría, y estará formada por un representante de cada una de las entidades firmantes.

RECTORES

Durante la firma del convenio, los rectores de las diferentes universidades han aplaudido la iniciativa. Así, el rector de la Universidad Isabel I de Castilla, Alberto Gómez, ha felicitado a la Consejería por una iniciativa que "aúna voluntades y suma sinergias" en favor de un sector "tan importante" para la comunidad como es el campo.

Por su parte, Imelda Rodríguez, máxima responsable de la Universidad Europea Miguel de Cervantes, entiende que el convenio supone el paso del "ámbito de la imaginación al de la acción" al promover "la innovación y la sostenibilidad" al sector agroalimentario.

Por parte de la IE Universidad de Segovia, su vicerrector de Ordenación Académica, Antonio de Castro, ha valorado la iniciativa como parte de un "compromiso con la región" y la oportunidad que tienen las instituciones académicas de "aportar conocimiento" al sector.

La rectora de la Universidad Católica, María del Rosario Sáez, ha subrayado la importancia del convenio para una Comunidad que sigue siendo el "granero" del país, mientras que el rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez ha incidido en los "excelentes grupos de investigadores" que hay en la Comunidad que demuestran que la "universidad también es motor de desarrollo".

El rector de la Universidad de León ha incidido en que la institución leonesa considera "necesario" el convenio para "abordar las necesidades" del sector, mientras que el responsable de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, asegura que la iniciativa dará "frutos" para un sector tan "importante para Castilla y León".

Por último, Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca, señala que las instituciones académicas deben mandar "un mensaje de servicio a la sociedad". "Tenemos necesidades y capacidades para mejorar en este campo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.