En un comunicado remitido este viernes, el sindicato afirma ahora "no tener constancia" de tales presiones y pide "disculpas" a las personas vinculadas al PSOE "que hayan podido sentirse aludidas".

Así, informa de que se "retracta de lo firmado" en el anterior documento y que, en resumen, hablaba de esas supuestas "presiones, coincidiendo curiosamente con un proceso interno de elecciones primarias en el PSOE".

El escrito, que también firman CCOO en la planta de reciclaje, CSIF y UEMA, detalla que, en algunos casos concretos, la "presión" ha llegado "a rozar la persecución personal" y lamentan que "no solo entorpece el trabajo sino que atenta contra las condiciones de estabilidad psíquica y emocional a las que tenemos derecho para desempeñar nuestro trabajo".

"No queremos interferencias política ni mucho menos formar parte de determinadas operaciones políticas", recoge para concluir pidiendo a los cargos públicos y personas "cercanas" al grupo municipal del PSOE "que respeten el ámbito personal de todos los trabajadores del Ayuntamiento y de las empresas concesionarias de determinados servicios".

Consulta aquí más noticias de Almería.