Imagen de archivo de la Plaza de Zorrilla.
Imagen de archivo de la Plaza de Zorrilla. EUROPA PRESS

Según han señalado fuentes municipales, el Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad ha informado de que, según los datos suministrados por la Red de Control de la Contaminación Atmosférica de Valladolid, se ha superado el valor de 100 microgramos por metro cúbico (ug/m3) como valor máximo de las medias móviles octohorarias durante tres días consecutivos en algunas de las estaciones de la red.

Se trata de la segunda vez en este mes de mayo en la que la ciudad entra en situación preventiva, después del episodio que se dio a comienzos de la pasada semana, cuando no llego a alcanzarse los valores fijados para declarar el nivel 2.

Según el Plan de Acción, esta situación 1, preventiva, recoge medidas informativas acerca del episodio de contaminación con el fin de evitar la activación de la situación 2, a la que se llegaría al alcanzar los 120 ug/m3 como valor máximo diario de las medias móviles octohorarias durante tres días consecutivos en alguna de las estaciones de la RCCAVA o 180 ug/m3 como valor medio horario.

Esta situación conllevaría la aplicación medidas de restricción del tráfico que afectarían al centro histórico de la ciudad, como la prohibición de la circulación de vehículos privados o la limitación de la velocidad máxima. No obstante, en las últimas 24 horas ninguna de las dos estaciones que actualmente ofrecen datos sobre el ozono han superado los 120 ug/m3 como media horaria.

Si bien el valor alcanzado, por lo tanto, está por debajo de esos umbrales, la previsión es el mantenimiento de los niveles de contaminación por O3 a lo largo de esta semana de forma asociada a laevolución de las temperaturas. Por ello, se mantendrá la información regular sobre la evolución del episodio.

Con el fin de anticipar un eventual incremento, el Ayuntamiento de Valladolid recuerda que, si es posible, se eviten los desplazamientos en vehículo privado, se recomienda no realizar ejercicios físicos de alto rendimiento en las horas centrales del día y a las personas sensibles, tales como niños, ancianos, y personas con enfermedades respiratorias, no realicen esfuerzos físicos desacostumbrados y prolongados al aire libre.

También se ha apuntado que en personas sensibles, una elevada presencia de ozono en la atmósfera, puede causar síntomas tales como irritación de los ojos, dolor de cabeza, o dificultades respiratorias.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.