La consellera de Cultura, Participación y Deportes, Fanny Tur
La consellera de Cultura, Participación y Deportes, Fanny Tur PARLAMENT IB - Archivo

En declaraciones a los medios, la consellera ha explicado que después de pasar el "trámite" del Consell Consultiu es necesario estudiarlo "bien" y adaptarlo, ya que desde la Conselleria, ha añadido, están "deseando poder aprobarlo".

Asimismo, Tur ha indicado que se trata de una ley que pretende garantizar las herramientas necesarias para poder realizar las consultas y que la ciudadanía pueda "intervenir y decidir". "La democracia es incompleta sin contar con su opinión", ha añadido.

En junio de 2016 se emitió desde la Conselleria un informe sobre la necesidad de iniciar la tramitación de dicha normativa. Una vez elaborado el texto, fue remitido al Consell Consultiu para que realizara una consideración jurídica del mismo como mecanismo de garantía de su legalidad.

En las conclusiones del dictamen, de 34 páginas, el organismo expone que en conformidad con la consideración jurídica decena, elcontenido de los títulos I (excepto los artículos 1.1 y 1.2) y III del Anteproyecto "no se ajusta a la doctrina del Tribunal Constitucional sobre consultas no referendarias".

Asimismo, con la regulación de las consultas ciudadanas, han indicado, "se pretende instaurar un instrumento para canalizar el poder político de la ciudadanía, cuando el Tribunal Constitucional ha establecido claramente que con las consultas no referendarias se pide la opinión a un colectivo concreto sobre un asunto que los afecte y que el resultado de estos procesos no se puede imputar al conjunto de la ciudadanía".