Un agente de la Guardia Civil
Un agente de la Guardia Civil GUARDIA CIVIL

A.T. está acusado de presuntos delitos contra la seguridad de tráfico, de resistencia y desobediencia a los agentes de la Autoridad, allanamiento de morada y usurpación de identidad, según ha informado la Comandancia en una nota.

La actuación comenzó cuando la Guardia Civil le dio el alto en un control de tráfico en una de las rotondas cercanas a la localidad de Níjar y le pidió que se identificase. Él mostró un documento sanitario de Alemania pero cuando los agentes le solicitaron el carné de conducir, aseguró que lo tenía en su puesto de trabajo.

Una vez allí, aseguró que no lo encontraba, por lo que se le instó a que lo buscase en su vivienda y lo presentase después en dependencias de la Guardia Civil.

Al comprobar que, una vez transcurridos varías días, no lo presentaba, fueron a buscarlo a su trabajo y con él fueron hasta su casa, momento que aprovechó para emprender la huida saltando por los patios de los vecinos de las casas anexas hasta llegar a la vivienda de un matrimonio de avanzada edad, a la que accedió a la fuerza tras forcejear con el propietario para intentar ocultarse.

Desde el exterior de la vivienda los agentes escucharon los gritos de pánico de la propietaria y entraron rápidamente para detener al joven, al que tuvieron que proteger de conatos de intentos de agresión cuando era trasladado al coche patrulla.

Ya en dependencias oficiales, los agentes comprobaron que su verdadera identidad no era la que figuraba en el documento sanitario de Alemania y que le constaba una orden de búsqueda, detención y personación procedente del Juzgado de Instrucción 2 de Almería por un supuesto delito contra la salud pública.

Consulta aquí más noticias de Almería.